Correa reitera la necesidad de reubicar a pobladores de Muisne

- 05 de agosto de 2016 - 14:35
En la ceremonia se entregaron reconocimientos a ciudadanos esmeraldeños destacados.
Foto: Cortesía Presidencia

El presidente de la República, Rafael Correa, reiteró que los recursos obtenidos por la Ley Solidaria están siendo utilizados de manera transparente y eficiente para la reconstrucción de las provincias afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril. 

En su discurso, durante la ceremonia por los 196 años de Independencia de Esmeraldas, el Mandatario explicó que la normativa fue aprobada el 18 de mayo, pero recién los primeros ingresos se recibieron el 15 de junio, "pero nosotros ya nos habíamos puesto a trabajar, hicimos los arreglos presupuestarios para liberar recursos hasta recibir lo de la ley". 

Correa se refirió al traslado de $ 120 millones de la subcuenta de la Ley Solidaria hacia la Cuenta Única del Tesoro Nacional. Dijo que la operación se dio para compensar $ 155 millones extraídos del Presupuesto General del Estado (PGE), previo a la aprobación de la Ley Solidaria, y que fueron empleados en la reactivación de Manabí y Esmeraldas, a través de la emisión de créditos y pago a proveedores.

"Si no hacen, que nos dejen hacer", sostuvo el Jefe de Estado al llamar a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, a rechazar a los "politiqueros de siempre". En ese sentido rechazó las críticas de quienes se opusieron a la normativa "para rescatar a Manabí y Esmeraldas". 

El Mandatario sostuvo que a Esmeraldas se le ha asignado cerca de $ 60 millones para proyectos de vivienda, salud y educación. 

Señaló que de los casi 9 mil bonos de vivienda entregados por el Gobierno, a Esmeraldas se han otorgado 1.603, de ellos 402 para construcción en terreno propio y 16 para construcción en terrenos urbanizados por el Estado. 

Durante su intervención, el Mandatario se refirió a que las malas construcciones y asentamientos en terrenos no adecuados para habitar influyeron en que el número de víctimas por el terremoto fuera mayor.  "Las negligencias deben ser sancionadas, pero sobre todo prevenidas", sostuvo. 

Añadió que, afortunadamente con la réplica más fuerte del 18 de mayo, no ocurrió un tsunami que pudo acabar con Muisne, isla que ha sido declarada como zona de riesgo. 

De allí que el Presidente reiteró que se hará el traslado de los pobladores a mil viviendas en zonas seguras, pero recalcó que la reubicación es voluntaria. "La isla está formada por sedimentación, no es terreno firme, además una tercera parte de los rellenos se hicieron de forma antitécnica". 

Correa explicó que a quienes se acojan a la reubicación se les dará vivienda. Añadió que aunque no se puede obligar a los pobladores a abandonar la isla, "tampoco podemos fomentar más asentamientos". Por ello anunció que los centros de salud y escuelas que se encuentran en Muisne serán trasladados al continente.

Además, el Mandatario dijo que no se construirá el puente carrozal ofrecido en 2012. Agregó que ante la nueva situación y vulnerablidad que evidenció el terremoto, lo que se construirá es un puente peatonal, para bicicletas y tricimotos, con fines turísticos. Los estudios para ello estarán listos a fin de mes. 

El Jefe de Estado aprovechó el acto para anunciar que el sábado, durante el Enlace Ciudadano, se presentará un estudio que refleja que todas las formas de pobreza se han reducido grandemente. 

En la ceremonia de este viernes participó el alcalde de Esmeraldas, Lenín Lara, quien entregó condecoraciones a varios ciudadanos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: