Se abrieron líneas de crédito por $ 5 millones para emprendimientos

Correa reconoce el trabajo de los migrantes ecuatorianos en EE.UU.

- 01 de octubre de 2015 - 00:00
Durante su estadía en Nueva York, por la Asamblea de la ONU, el presidente Correa participó en un encuentro cultural con los migrantes ecuatorianos .Foto: Flickr Presidencia de la República.

Se abrieron líneas de crédito por $ 5 millones para emprendimientos

La migración es un tema recurrente en Estados Unidos. Al llamado del presidente Barack Obama para que el Congreso permita regularizar a 11 millones de indocumentados, ahora se suma el Papa. Esta semana, en su visita a este país, Francisco pidió acoger a estas personas con solidaridad. Y dentro de este grupo, según cálculos del Viceministerio de Movilidad Humana, hay 450.000 ecuatorianos. Es un colectivo con necesidades específicas que ve ahora cómo se reconoce su contribución  en el país del que debieron huir.

En diversas ocasiones el presidente Rafael Correa ha recordado que fueron ellos los que rescataron la economía nacional luego de la debacle financiera de finales del siglo pasado. Lo hizo nuevamente en un encuentro la noche del sábado en Queens, Nueva York, ciudad a la que acudió para participar en la Asamblea General de la ONU.

Eso es lo simbólico, pero ¿qué ocurre actualmente en la comunidad ecuatoriana que reside en EE.UU.? Ellos también han sido incluidos en el diálogo que promueve el Gobierno desde hace 2 meses.

La entidad encargada de contactarlos ha sido el Viceministerio de Movilidad Humana, una institución que forma parte de la Cancillería. Y esos encuentros arrojaron una necesidad imperiosa: la cedulación. Solo en los últimos días más de 2.000 ecuatorianos han recibido el documento de identidad. La viceministra de Movilidad Humana, María Landázuri, cuenta historias de personas que salieron de Ecuador cuando eran niños, solo con una partida de nacimiento bajo el brazo.

Crecieron en Estados Unidos, pero su identidad no estaba reconocida en su país de origen. No tener cédula es todo un problema si quieren volver o realizar transacciones comerciales.

Eddy Quito vive en Queens y asistió a la noche cultural con Correa el sábado. Él fue con un pedido específico: los programas sociales deben convertirse en ley para que se garantice su continuidad. Cita como ejemplo el acceso a la seguridad social. Hoy él puede afiliarse al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) desde Estados Unidos, y sueña con la jubilación y el regreso. Teme que si hay un cambio de gobierno la medida se modifique.

Cecilia Diez coincide con ese punto de vista. Habla de las becas, del plan retorno, pero también de la Ley de Movilidad Humana, que actualmente se discute en la Asamblea Nacional. Tanto ella como Quito ven en esta norma la oportunidad de formalizar los beneficios.

La discusión sigue su curso en el Legislativo. Actualmente se socializa el borrador para construir el informe para primer debate. Hasta tanto Landázuri anunció nuevos beneficios para los migrantes.

Para impulsar al sector de la economía popular y solidaria en Ecuador se abrirán líneas de crédito para que los migrantes emprendan negocios en el país. La Corporación Nacional de Finanzas Populares dispuso $ 5 millones para que financien los proyectos. Este plan ya está en marcha y ya se han entregado $ 160.000.

El objetivo es que, pese a las dificultades económicas que vive el país, este no deje de ser atractivo para el retorno de los migrantes. Y este beneficio se une con el primero. Para acceder a estos fondos se necesita en primer lugar una cédula.

Pese a las mejoras económicas que ha reportado Estados Unidos en la administración Obama, las condiciones aún no son óptimas.

María  Lucía Jácome se queja de que no hay trabajo, que las plazas se van a Asia o Centroamérica, donde la mano de obra es más barata. Ella propone que los oficios o incluso profesiones que han realizado los migrantes tengan validez en Ecuador. Es una de las propuestas hechas en el marco del diálogo nacional. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: