Comisión finiquita los detalles sobre nueva ley

- 07 de mayo de 2018 - 00:00
La Comisión de Participación Ciudadana ha tenido 6 sesiones en territorio para recibir a organizaciones sociales.
Foto: Cortesía Asamblea Nacional

Participación Ciudadana espera tener a fin de mes el informe para primer debate de la normativa para aprobación y extinción de personas jurídicas.

La Ley para la Aprobación y Extinción de las Personas Jurídicas de Derecho Privado está casi en su etapa final. Héctor Yépez, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana, que tramita la normativa, comentó que esperan que a finales de mes consigan elaborar el informe para primer debate.

Para continuar con la planificación, la Comisión también acordó que el cuerpo legal sea remitido al Ejecutivo para que el presidente Lenín Moreno y los miembros de su gabinete hagan las respectivas observaciones.

“Luego de talleres con organizaciones, cambiamos sustancialmente el enfoque del proyecto”, dijo Yépez e indicó que el objetivo es poner garantías claras a favor de la libertad de asociación.

Eddy Peñafiel, de Pachakutik, resaltó que el cuerpo fije la modalidad en la que ingresarán a las sociedades los integrantes de una organización de la sociedad civil.

En la ley existen tres planteamientos. El primero de ellos propone que la libertad de asociación no dependa de constituir una persona jurídica, salvo los casos que prohíbe la ley.

El segundo planteamiento es que los temas de libertad de asociación no queden a discreción del Presidente de la República a través de un decreto ejecutivo. Por el contrario, la ley estipula que las causales de disolución sean concretas. Por ejemplo, solo en caso de infracciones penales declaradas por un juez.

Ahora, según Ángel Gende, asambleísta independiente, se debe incluir a las comunidades, pueblos y nacionalidades dentro de la ley porque “tienen sus propias lógicas de asociación”.

Para Yépez, titular de la Comisión de Participación Ciudadana, un logro fue que la ley establezca la reducción de la tramitología, principal queja de los ciudadanos.

La idea que planteó Simón Jaramillo, subdirector de la Corporación Participación Ciudadana, fue que las organizaciones no gubernamentales se constituyan y disuelvan mediante escritura pública y con el aval de un notario, al recordar que la Constitución pide a las organizaciones que realicen veeduría de los procesos públicos.

El planteamiento fue bien visto en la mesa. Así, la idea es que la creación de las organizaciones no se complique con trámites burocráticos y que la información de las notarías las analice y valide el Consejo de la Judicatura. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: