Autoridades destacan las virtudes de los acuerdos entre Ecuador y EE.UU.

13 de febrero 22:10

Varias autoridades y expertos analizaron la noche del jueves 13 de febrero de 2020 los acuerdos y la relevancia de la relación bilateral tras la visita oficial del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a su similar estadounidense Donald Trump.

Un posible acuerdo comercial se discutió entre las comitivas de ambos países, así como cooperación en material de comercio, seguridad y empleo.

En el programa especial ‘Ecuador-EE.UU – Construyendo Oportunidades Para Todos’, transmitido por EcuadorTV, participó Christian Espinosa, Viceministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, donde explicó lo “especial” e histórico del acercamiento entre ambos países, tras 17 años de distanciamiento.

Como parte de los acuerdos, el diplomático se refirió a la inclusión del Ecuador dentro de la iniciativa regional ‘América Crece’. El proyecto busca impulsar las inversiones de Estados Unidos (EE.UU.) hacia proyectos de infraestructura en el país, que incluyen sectores como telecomunicaciones, vialidad, puertos y aeropuertos, lo que incidirá en el incremento laboral.

“Los que nos interesa a nosotros es contar con el interés adicional de los EE.UU. (…) esta iniciativa tiene como objeto generar condiciones de diálogo y de posible financiamiento de EE.UU.”, afirmó Espinosa en su intervención.

Una “ventana de oportunidades” se abrieron con este acercamiento entre comitivas de ambos países. El encuentro integra los programas de integración, cooperación, tecnología y la posibilidad de alinear intereses para combatir el narcotráfico internacional.

Maestros ecuatorianos serán capacitados en EE.UU.

Ecuador recibirá a 200 profesores estadounidenses que capacitarán en el idioma inglés a 9.000 docentes. De esta manera se espera que, en los próximos dos años, el número de maestros extranjeros suba a 1.000 y que ingresen al programa de formación más de 14.000 maestros nacionales.

“Este acuerdo es sumamente importante para el beneficio de la población, jóvenes que ven con muchísimo entusiasmo la oportunidad de hablar inglés, estudiar en otro idioma, tal vez viajar (…) lo que se está haciendo con esta cooperación americana es sembrar una semilla de algo que va a crecer con fuerza, la educación que va a generar oportunidades de trabajo”, detalló Espinosa.

Como “positivo” y una oportunidad “brillante” calificó Mario Pazmiño, exjefe de inteligencia del ejército ecuatoriano, el poder alcanzar acuerdos en materia de seguridad con EE.UU. que puede apoyar a Ecuador con tecnología y capacitación.

“Lo que alcanza el país (Ecuador) es una ventaja a nivel regional, en la lucha contra diferentes amenazas existentes en la región (…) el mundo globalizado permite esta integración para que saquemos oportunidades en esas negociaciones”, precisó Pazmiño.

La capacitación de al menos 500 policías ecuatorianos durante 2020 en territorio estadounidense es un paso para obtener unidades especializadas para combatir amenazas internas, lavado de activos y de cyberseguridad, destacó Pazmiño.

De su lado, Iván Ortiz, asesor comercial de la Cámara Ecuatoriano-Americana (Amcham), indicó sus expectativas para que, a mediano plazo, se firme un acuerdo comercial entre ambas partes.

Además, se espera que productos ecuatorianos como el atún, brócoli, alcachofa y las rosas sean incluidas en el Sistema General de Preferencias Arancelarias (SGP) de EE.UU.

“Creo que es importantísimo que se reduzcan esas barreras arancelarias (…) el marco jurídico que se establezca a través de este acuerdo (comercial) creo que es lo positivo”, dijo Ortiz.

Según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexport), gracias al SGP el Ecuador exporta unos $ 400 millones anuales en 300 productos como frutas tropicales, vegetales en conserva, artículos de madera, entre otros.

Por los aranceles no pagados, los exportadores ahorran anualmente cerca de $ 40 millones.

El SGP es un mecanismo unilateral a través del cual EE.UU. otorga condiciones de acceso preferencial a una selección de productos (tasas bajas o tarifa 0%). La Cámara de Representantes de EE.UU. se pronuncia por su renovación cada tres años. (I)