Iván Enderica, pentacampeón del cruce al lago San Pablo

12 de septiembre de 2011 - 00:00

Como un auténtico pez, totalmente acoplado a su hábitat, así lució ayer el azuayo Iván Enderica que alcanzó su quinto triunfo consecutivo en la travesía número 50 al lago San Pablo, en la provincia de Imbabura. La prueba cerró las festividades del Yamor, que el sábado último tuvo su esplendor en un estallido de pirotecnia que iluminó el cielo aledaño al escenario de la prueba.

Ni los problemas que tuvo en la partida impidieron que el mejor nadador de aguas abiertas del Ecuador consiga su pentacampeonato. El hundimiento del muelle en el parque acuático de Araque obligó a varios competidores ingresar al agua antes de tiempo. Incluso cuando ya se escuchó el disparo de salida, el monarca actual del lago recién acomodaba sus gafas y debió apresurar una carrera de 100 metros para ingresar a las aguas que como cada año registraron una temperatura de 16ºC.

Eso lo molestó e incomodó, incluso reclamó, pero estaba decidido a cumplir el reto y tras un respiro tomó el empuje necesario para el desafío. Sus primos, Esteban y Santiago,  se adelantaron en el trayecto e incluso lo relegaron al tercer lugar. Esteban  rápidamente se separó del grupo y logró una ventaja de hasta 50 metros sobre su primo y hermano, que eran los inmediatos seguidores.

12-9-11-deportes-carrera-lagoEso obligó a que el campeón vigente, quien  posee la mejor marca absoluta de esta prueba (39’43’’), de forma reiterada eleve su cabeza y observe a sus rivales en la parte delantera y posterior. Cada brazada lo impulsaba más, pero no lograba acortar la distancia porque sus primos también mostraban similar resistencia y fuerza. En ese pelotón apareció la primera mujer. Natali Caldas, quien también es cuencana. Era un cuarteto de representantes “morlacos” los que encabezan la travesía que cumplió medio siglo de ediciones, que  incluso fue transmitida por primera vez a través de la televisión regional.

El bote guía  esta vez lucía una bandera amarilla que no fue suficiente para que Esteban pueda trazar una línea recta en su recorrido. Se desvió en un instante y eso le representó segundos de tiempo en favor de su primo Iván que aceleró el ritmo, mientras que el líder momentáneo disminuyó su desempeño. Santiago mantuvo  la segunda plaza  seguido estrechamente por Iván que literalmente le topaba los tobillos.

En la mitad del cruce, Esteban disminuyó su desempeño y eso facilitó a las escoltas la aproximación. Después fue sencillo para ellos superarlo y en los últimos metros fue una pelea cerrada entre primos. Santiago llevaba una ligera ventaja, pero Iván en su rostro demostraba intenso anhelo de ganar. Y lo hizo con estrecho margen, su última brazada superó en apenas 2 segundos  para ser nuevamente el mejor de la travesía. Terminó con mucha tranquilidad, incluso totalmente adaptado a temperatura acuática.

No precisó de la frazada para combatir el frío, solo de la canela caliente. Enseguida acudió por breves instantes a la fogata mientras que la banda municipal entonaba los acordes.

En damas la primera en cruzar la meta fue la azuaya Katia Barros, de 17 años, quien triunfa por segunda vez en esta travesía, en la  participó por tercera ocasión. Su rival como en las ocasiones anteriores fue su coterránea Natali Caldas. “Me alegro de volver a ganar, pero siempre esta prueba será un gran desafío por la temperatura del agua y por los competidores”, dijo Natali de 17 años.

Tras abrigar su cuerpo con un buzo que muestra su meta inmediata Londres 2012, Iván se mostró entusiasta para posar en  cada fotografía que le solicitaban. Los besos y abrazos no faltaron en la jornada deportiva para el pentacampeón. “Estoy muy feliz, porque pese a todos los inconvenientes pude ganar, aunque no logré mejorar mi marca. Solo espero que para el próximo año se mejore la organización”, indicó el monarca.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP