Ecuador, 04 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

“Hay que copiar buenos modelos”

“Hay que copiar buenos modelos”
17 de marzo de 2011 - 00:00

Para el técnico Rubén Dario Insúa, a Barcelona le hacen falta tres cosas fundamentales: el respeto hacia las personas, a los compromisos adquiridos y a los proyectos deportivos.

Con  tono pausado y calmado, el estratega del equipo “canario” reconoce que el plantel que dirige no pasa por un buen momento (es sexto), pero no renuncia a corregir los  errores. Por ello enfatiza su trabajo en la definición y en  tener mayor eficacia en los últimos 20 metros de la cancha. 

“Priorizamos poner gente en ataque, terminamos jugando con 6 jugadores ahí para buscar   igualar el marcador (ante el  Quito). Pusimos en la cancha 3 delanteros y dos volantes de ofensiva más Oyola, solo que  no tuvimos claridad para definir”, analizó Insúa sobre la derrota (1-0)  frente al puntero del torneo. 

Además, destacó la superioridad del oponente, del que dijo: “Ellos están acostumbrados a ganar y tuvieron templanza al afrontar  el partido”.

“Quien ataca supera al que defiende, es lo que siempre pasa en pelota parada en contra, ya sea en córner o tiro libre al costado.

Tenemos diagramado un sistema defensivo combinado... ahí también vale el mérito del rival que supera la marca asignada”, añadió.

Para el “Poeta”, respetar los procesos es un punto fundamental para alcanzar el éxito deseado, con un añadido, que es el factor tiempo. “A todos los clubes que utilizan el tiempo como un aliado les va bien”, repitió. El ex entrenador del  Quito pidió que se escuche su apreciación.

Piensa que  hay que copiar los buenos modelos, como lo hicieron en su tiempo Liga (Q), Emelec y El Nacional.“En los últimos 10 años (18), Barcelona no ha tenido un técnico de enero a diciembre, y los que ganaron campeonatos sí lo han hecho”.

La última vez que se dio esto fue en 1993, cuando Miguel Ángel Brindisi lo dirigió.Insúa puso como ejemplo la campaña de Emelec en 1992, año  en que lo dirigió  Salvador Capitano. En esa temporada no ganó nada, pero a la  siguiente consiguió ser campeón.

“Cuando termina un proceso, ahí se puede  hacer un análisis de las cosas que estuvieron bien y las que no”.

Al preguntarle si no le preocupa la  presión de la hinchada, que no busca procesos, sino títulos, contestó: “Hay que hacer todo al revés de lo que no se hizo para tener éxito”.

Sobre el delantero Rodrigo Marangoni, quien vino al club para ser el organizador de juego, indicó que, como a todo extranjero, le está costando adaptarse.

“Es un jugador que llegó hace poco  (4 de enero) y tendrá que acostumbrarse; eso  le pasa a cualquier  extranjero,  algunos se acoplan  rápido, otros lento, y a veces nunca”, dijo el “Poeta”.

Entrenamiento nocturno

Eran las 19:20 del martes pasado. En la cancha alterna del Monumental solo se escuchaba el silbato de un pito y las sombras de jugadores que corrían de la mitad de la cancha hacia el otro extremo.

Esta es la hora en  que  los elementos del plantel “torero” regularmente concluyen sus trabajos, puesto que su horario del arranque de la práctica  varía entre las 16:30 y 17:30, por lo que, cuando  la oscuridad llega, el entrenamiento tiene que suspenderse.

Además, antes de esa práctica, Insúa les dio una charla de una hora a sus pupilos, por lo que empezaron más tarde.

“Los mosquitos nos picaban mucho, pero este es nuestro deber y debemos cumplirlo”, manifestó Luis Caicedo, quien subió las escaleras rascándose los brazos,  hacia el edificio de concentración.

Contenido externo patrocinado