El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.24/Sep/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Las luces navideñas son visibles desde el espacio

19 de diciembre de 2015 00:00

Las luces que cada día se encienden en el mundo durante la época festiva de diciembre (Navidad y Año Nuevo) pueden ser observadas desde el cosmos.

Los primeros en apreciarlas son los científicos de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) quienes, este año, por primera vez, difundieron un video, en el que explican los estudios que desarrollan para analizar los cambios en la iluminación de las ciudades durante los días festivos.

También buscan revelar el impacto en el consumo de energía y el cambio climático.

Para estudiar las variaciones de iluminación en las ciudades, se utiliza, además, un instrumento especial que forma parte de una misión conjunta entre la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA).

Este equipo ofrece una nueva forma de estudiar los datos de satélite que pueden ilustrar los patrones de las luces, durante la Navidad y el Ramadán, explica la NASA.

Este instrumento denominado Visible Infrared Imaging Radiometer Suite puede observar el lado oscuro del planeta Tierra y detectar el resplandor de las luces de las ciudades y pueblos. Este aparato viaja a bordo del satélite Suomi NPP que orbita a 512 millas de la Tierra (824 kilómetros) y lleva 5 instrumentos a bordo.

El uso de estas nuevas herramientas puede proporcionar conocimientos sobre cómo los comportamientos de consumo de energía pueden variar en los diferentes contextos culturales. De acuerdo con un informe de la NASA, proporcionado por este satélite meteorológico Suomi NPP,en muchas de las principales ciudades de Estados Unidos, la iluminación nocturna resulta un 20% a un 50% más brillante durante la Navidad y el Año Nuevo que en el resto del año.

Para llegar a esta conclusión, han examinado durante 3 años (2012, 2013 y 2014) y observaron que los picos con mayor luz eran en las fiestas anteriormente mencionadas.

En cambio, en algunas ciudades de Oriente Medio, las luces nocturnas brillan más del 50% durante el Ramadán, en comparación con el resto del año. Todas las fotografías se pueden ver en el Flickr de la NASA.

Un recurso limitado

La energía eléctrica es un recurso limitado, y se derrocha mucho más en estos días navideños, afectando no solo nuestros bolsillos, sino también al medio ambiente. La electricidad procede de centrales nucleares y de combustibles fósiles que provocan la emisión de dióxido de carbono (CO2), gas causante del efecto invernadero. Además su producción, transporte y distribución causan una gran contaminación atmosférica, contribuyendo al efecto invernadero que precipita al cambio climático. Las luces de los adornos comienzan a ser encendidos muchos días antes de las fechas navideñas para animar a la gente a empezar a consumir.

Aunque no es necesario renunciar completamente a esta iluminación para evitar contaminar el medio ambiente y cuidar el bolsillo, cada persona debería plantearse cuántas luces navideñas necesita y si es necesario decorar toda la fachada de la casa o solo la sala. En el mercado, también existen reguladores automáticos con los que puedo determinar la hora exacta a la que quiero que se prendan y apaguen. De acuerdo con un informe publicado en el diario español El País, en 2012, científicos del NOAA crearon mapas nocturnos de la Tierra a partir de los datos del Visible Infrared Radiómetro Suite.

Estas imágenes están basadas en las medias mensuales a largo plazo de los datos recogidos en las noches sin nubes o luz de la Luna.

El nuevo análisis de las luces navideñas utiliza un algoritmo avanzado, capaz de filtrar la luz de la Luna, las nubes, la nieve en superficie y las partículas suspendidas en el aire con el propósito de aislar la iluminación de las ciudades. Los datos de este algoritmo proporcionan información por satélite de alta calidad en la producción de luz en todo el mundo, lo que permite a los científicos rastrear cuándo -y cuánto- se iluminan las ciudades de noche.

Luces

En Estados Unidos, las luces empezaron a ponerse más brillantes durante el viernes negro, fecha posterior al Día de Acción de Gracias, y continuará hasta el Año Nuevo.

El uso de luz en ciudades de Arabia Saudí, como Riad y Jeddah aumentó entre 60% y 100% durante el Ramadán.

Algunas regiones de Siria, Irak y el Líbano no aumentaron la producción de luz, o incluso demostraron una disminución, posiblemente debido a las redes eléctricas inestables o el conflicto en la región.

Este análisis solo puede realizarse sobre ciudades que no estén nevadas, ya que la nieve distorsiona en gran medida la captura de luz.

En un mundo en el que la población se eleva de manera casi exponencial, cada día necesitamos más energía.

Aunque no es necesario renunciar a la iluminación navideña, cada persona debería plantearse cuántas luces necesita realmente.

Gracias a un instrumento espacial fue posible observar el lado oscuro del planeta y detectar las luces.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado