La dorada, un mérito a la osadía

- 13 de agosto de 2019 - 00:00
Foto: cortesía Lima 2019

El andarín azuayo marcó un tiempo de 1 hora, 21 minutos y 51 segundos, con lo que se adjudicó el oro en los 20 km.

Fue como si los demás rivales que marchaban por el oro se quedaran pintados en el piso húmedo del circuito trazado para la competición de los 20 kilómetros de los Juegos Panamericanos de Lima. 

En los últimos 500 metros se esfumaron las pretensiones del brasileño Caio Bonfim, quien lideró la disputa desde el kilómetro 14.  

Brian Daniel Pintado Álvarez, que marchaba agazapado, sin exteriorizar ambición alguna de pelear con el brasileño, lanzó un zarpazo del que no se recuperaron sus rivales. 

“Sabía que tenía asegurada la medalla de bronce pero luego pensé: vine aquí por el oro y decidí atacar cuando faltando menos de un kilómetro sentí que estaba bien”, declaró el azuayo al término de la competición.   

El fondista, de 24 años, apareció entonces cuando nadie lo esperaba y cruzó la meta con un tiempo de 1 hora 21 minutos y 51 segundos.

Pintado, uno de los cinco deportistas cuencanos que se colgaron oro en Lima, recibió elogios de sus rivales. 

Bonfim, medallista de bronce mundial en 2017 y quien en el último aliento perdió la presea de oro, afirmó que la victoria de Pintado no le sorprendió ni le decepcionó porque “fue un mérito a la osadía”. 

“No fue sorpresa. Intenté trabajar bien, pero él estaba muy bien. Fue un mérito de osadía, propia de quien busca conseguir lo máximo”, dijo el fondista nacido hace 28 años en Sobradinho, próxima a Brasilia, la capital.

Pintado le recordó al continente que Ecuador es una potencia en marcha. El también campeón sudamericano trajo a la memoria del deporte mundial los éxitos del pasado que consiguió Jefferson Pérez, medallista olímpico y tres veces campeón panamericano. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: