Simona Halep toca el cielo en Wimbledon

- 14 de julio de 2019 - 00:00
Simona Halep posa con la ensaladera de Wimbledon. Es la duodécima ganadora de este torneo que logra el título en la primera final que les tocó jugar.
Foto: Cortesía Wimbledon

La tenista rumana pulverizó ayer a la estadounidense Serena Williams y se adjudicó su segundo torneo Grand Slam en su primera final en Londres.

Simona Halep se convirtió este sábado 13 de julio de 2019 en la primera rumana en ganar el título individual de Wimbledon al vencer en la final a la estadounidense Serena Williams, siete veces campeona, por 6-2 y 6-2, en tan solo 56 minutos y sumar su segundo título en un torneo de Grand Slam.

Por segundo año consecutivo, Serena perdió en la lucha por el título de Wimbledon. Si la temporada pasada fue la alemana Angelique Kerber , en esta vez fue ante la ganadora de Roland Garros en 2018, exnúmero uno del mundo, que este lunes 15 de julio subirá del séptimo al cuarto puesto del ranking de la WTA.

Curiosamente las dos jugadoras llegaban a la final sin haber ganado un torneo esta temporada. Simona Halep se convirtió en la duodécima ganadora de Wimbledon que se hace con este título en su primera final en Londres.

Serena, que cumplirá 38 años en septiembre, tendrá que esperar una nueva oportunidad para igualar los 24 títulos del Grand Slam de la australiana Margaret Court. Ayer perdió la sexta desde que ganó el 23 en el Abierto de Australia en 2017.
“Nunca”, dijo con rotundidad Halep, en la pista cuando se le preguntó si había jugado tan bien antes. “Ha sido mi mejor partido.

Serena siempre nos ha inspirado así que, gracias por eso”, comentó la nueva campeona de Wimbledon, que confesó que antes de saltar a la pista había tenido problemas estomacales.

“Tenía nervios, mi estómago no estaba muy bien, pero me concentré para hacer lo mejor posible. Era el sueño de mi madre. Ella me dijo cuando yo tenía 10 años, que si quería hacer algo en el mundo del tenis, tenía que jugar la final de Wimbledon”, añadió Simona, dirigiéndose a su madre que llorando de alegría disfrutaba en las gradas de la escena.

“Al principio del torneo, dije en el vestuario que si ganaba el torneo, sería miembro de por vida de este club y eso ha sido una de mis motivaciones, por eso estoy feliz”, añadió Simona sin poder ocultar su gran alegría.

“He cambiado mi juego un poco para ganar más partidos sobre hierba”. añadió la tenista rumana.
Advertida de que en el palco real se encontraban Kate Middleton, duquesa de Cambridge y Megham Markle, duquesa de Sussex, Halep dijo que era todavía más honor para ella, haber ganado este título.

“Jugó como una loca”, alabó Serena antes el juego de la campeona. “Cuando alguien lo hace tan bien, tienes que quitarte el sombrero y decir “bien hecho”, añadió.

“Tengo que seguir intentándolo, seguir luchando y disfrutando del deporte. Me encanta venir aquí y jugar delante de ustedes. Siempre es divertido”, dijo con la mejor de sus sonrisas.

Fue uno de esos días en los que, bola que tocaba Halep, o bien tocaba las líneas o sus continuas carreras dejaban totalmente boquiabierta a Serena, incapaz de salvar su frustración y en continuo conflicto con ella misma.

Halep, de 27 años, va construyendo poco a poco una carrera de relieve. Ganó el año pasado su primer gran título en París y ahora su expediente también incluye Wimbledon, además de haber defendido el número uno durante 64 semanas.

Hasta hace no demasiado se le negaba la gloria —había perdido las tres finales previas de Grand Slam que disputó—, pero parece haber dado con la tecla y seguramente sea la tenista más sólida de un circuito megafluctuante en el que los vaivenes y los patinazos están a la orden del día.

“Estoy en shock. Es increíble cómo se movió Simona durante todo el partido. Es un sueño como jugó”, dijo John McEnroe, durante la transmisión oficial de la cadena BBC. (I) 

La final masculina será un duelo de contrastes

La final individual masculina de Wimbledon que se juega hoy a las 08:00 (hora de Ecuador) ofrecerá un duelo de contrastes, con el suizo Roger Federer dispuesto a extender su dominio en el Grand Slam y lograr el título 21 de esa categoría y el serbio Novak Djokovic, con la posibilidad de recortar dos unidades con respecto al español Rafael Nadal y sumar el 16 de su carrera.

Las victorias de uno y otro, ante Nadal y Roberto Bautista los han colocado en el partido final, donde un triunfo de Federer significaría su noveno título en la Catedral, igualando los nueve de la estadounidense de origen checo Martina Navratilova y recuperar este lunes el puesto de número dos del mundo, sobrepasando a “Rafa”.

Djokovic acomete el duelo de hoy con ventaja inicial en los enfrentamientos de 25-22, sabiendo que en Wimbledon, aunque perdió el primero en las semifinales de 2012, luego se resarció en los dos siguientes, en las finales de 2012 y 2015.

Para Djokovic, alzar de nuevo la Challenge Cup lleva consigo su quinto título en el césped británico, algo que le emociona especialmente. “Es la clase de partido con el que siempre sueñas cuando eres pequeño, tienes una raqueta y quieres ser parte de ello. Es para lo que he luchado y quiero estar en esta situación”, dijo tras vencer a Bautista. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: