La llama olímpica juvenil se apaga en Argentina

- 19 de octubre de 2018 - 00:00

El anfitrión presentó la mayor delegación juvenil de su historia y consiguió ubicarse como el país latinoamericano con más preseas (24), 11 de ellas de oro. En Buenos Aires hicieron su debut olímpico nuevas disciplinas.

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 cerraron este jueves 18 de octubre con Rusia, Japón y China encabezando el medallero y decenas de jóvenes promesas para los próximos Olímpicos Tokio 2020.

Celebrados por primera vez fuera de Asia, los juegos concitaron un verdadero fervor del público desde su inicio, el 9 de octubre, en una fiesta de inauguración en torno al Obelisco porteño a la que asistieron unas 200.000 personas. Se trató de la primera inauguración olímpica abierta y realizada en plena calle.

“Fueron los juegos de la nueva era: más urbanos, con más participación femenina y más inclusivos que cualquier otra edición”, dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) al remarcar que la cita atrajo a casi un millón de espectadores.

La próxima edición se realizará en Dakar 2022, en lo que será su debut en tierras africanas, según lo resolvió el COI que deliberó en paralelo.

“Estos Juegos han superado todas nuestras expectativas, ni siquiera habíamos soñado con un éxito como el que han tenido”, dijo Bach, que apoyó la posibilidad de que Buenos Aires sea anfitriona de los Juegos 2032, si Argentina decide postularse.

La cita de Buenos Aires reunió a atletas de entre 15 y 18 años para competir en 32 deportes y 36 disciplinas.

Como en las dos ediciones anteriores, Rusia, China y Japón fueron los principales animadores en la tabla general de medallas, cuyo conteo fue extraoficial.

Imbuidos del espíritu amateur, los equipos de nacionalidades mixtas ocuparon el segundo lugar en el medallero, con un total de 39 preseas, 13 de ellas de oro. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP