Julio Castillo está a dos combates del título mundial

- 19 de septiembre de 2019 - 00:00
Julio César Castillo (de rojo) conecta un golpe directo en el rostro del boxeador indio Sanjeet Sanjeet.
Foto: Cortesía Asociación Internacional de Boxeo

El púgil ecuatoriano enfrentará este viernes 20 de septiembre de 2019 al kazajo Vassiliy Levit por la clasificación a la final del campeonato global que se disputa en Ekaterimburgo (Rusia). Por ahora asegura medalla de bronce.

Julio Castillo tiene tatuados con tinta verde los anillos olímpicos en su antebrazo derecho. El dibujo se lo hizo después de su participación en los Juegos Londres 2012 como una suerte de recuerdo de su primera intervención en una cita de esta magnitud.

Pero el tatuaje del símbolo universal del olimpismo, más que una evocación, fue un amuleto. Castillo estuvo cuatro años después en los Juegos Río 2016 y es uno de los firmes candidatos para clasificar a Tokio 2020. Todo un récord para el púgil de 31 años que nació en Coca, pero representa a Napo.

Y va por el camino correcto. A la medalla de plata que consiguió hace poco más de un mes en los Juegos Panamericanos Lima 2019, se suma la de bronce que aseguró este miércoles 18 de septiembre de 2019 en el Campeonato Mundial de Boxeo, en Ekaterimburgo (Rusia).

En su combate de cuartos de final, Castillo venció al indio Sanjeet Sanjeet por fallo dividido de los jueces (4-1) en la división 91 kilogramos.

Él dedicó el triunfo a su esposa Génesis Vallejo y a su hijo Julio, a quienes considera su mayor fortaleza. El “tricolor”, séptimo cabeza de serie del torneo, se enfrentará este viernes 20 de septiembre en una de las semifinales al kazajo y tercer cabeza de serie, Vassiliy Levit, quien este miércoles 18 de septiembre eliminó al jordano Hussein Iashaish también por fallo dividido (4-1).  

La otra semifinal de los 91 kilogramos la protagonizarán también este viernes 20 de septiembre de 2019 el búlgaro Radoslav Pantaleev -quien sorpresivamente dejó en el camino al número uno de esta división, el cubano Erislandy Savón, por fallo unánime (5-0)-, contra el ruso Muslim Gadzhimagomedov, que se deshizo del inglés Cheavon Clarke, de igual forma por decisión unánime.

Castillo es el segundo boxeador ecuatoriano que gana una medalla en un mundial absoluto de este deporte. El primero fue Carlos Mina, quien se colgó una presea de bronce en el Mundial de Alemania, en 2017. Mina está por ahora alejado de los cuadriláteros debido a que está detenido en Estados Unidos, acusado de violación, robo y secuestro.   

La de este miércoles 18 de septiembre fue la tercera victoria que logró Castillo en el Mundial de Rusia. En la primera ronda doblegó al chino Remula Abudurexiti por fallo unánime (5-0). Después dio cuenta del húngaro Adam Hamor, también por decisión unánime (5-0).  

La fuerza en los golpes de Castillo, una de sus ventajas debido a su estilo ofensivo, lo pone como un candidato para ganar una histórica medalla de oro para el pugilato nacional. “Pego muy duro con los dos brazos. Voy a trabajar las peleas con sorpresa y velocidad”, le contó este miércoles 18 de septiembre a EL TELÉGRAFO.

Su último ciclo olímpico

Julio Castillo se retirará del boxeo después de Tokio 2020. Es el tercer deportista ecuatoriano que ha declarado públicamente su retiro luego de la cita olímpica. Primero fue la pesista Alexandra Escobar y luego el canoísta César de Cesare.

Después del retiro como deportista de alto rendimiento, dice que no abandonará el boxeo. “Porque es mi vida, mi religión. Se lo debo todo, porque me ha dado mucho”.

Para Castillo, este año 2019 ha sido muy competitivo. En abril y mayo, junto con la selección nacional entrenó en República Checa, España y Eslovenia, experiencias que le permitieron mejorar su condición física y mental.

“Un deportista de alto rendimiento requiere de ese roce internacional para lograr buenos resultados”, agregó el deportista, que empezó a subir a los cuadriláteros a los 14 años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: