Johnny Carapaz quiere superar a su primo Richard

- 01 de junio de 2019 - 00:00
Johnny Carapaz se colgó ocho medallas en el Campeonato Nacional Juvenil, que se disputó hace tres semanas en Guayaquil.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El líder del Giro de Italia es su inspiración. El carchense de 17 años se forma en la escuela de ciclismo que el pedalista del Movistar Team tiene en Tulcán.

Sobre la bicicleta, con casco, guantes y el uniforme de la escuela de ciclismo Richard Carapaz, el deportista Johnny Carapaz recorre las carreteras y calles de la ciudad de Tulcán, tal cual como un día lo hizo su primo, que actualmente lidera el Giro de Italia.    

La consigna de imitar, igualar y superar impulsa las pedaleadas del joven talento de 17 años, quien en su corta carrera se consagró en 2018 campeón nacional prejuvenil y en el mismo año consiguió un récord local, entre otras distinciones.

“Un día Richard llegó a la escuela y nos dijo que debíamos luchar por nuestros sueños, que sigamos sus pasos y que lo dejemos atrás en logros. Eso siempre lo llevamos en la mente”, contó el ciclista que inició hace dos años sus primeros pasos en el deporte del “caballo de acero”.   

El título nacional lo consiguió en la modalidad de persecución individual en un torneo desarrollado en Pichincha. En aquella prueba impuso un tiempo récord prejuvenil de 2 minutos y 19 segundos.

Entre el corredor del Shimano Ecuador, Jorge Montenegro, y su hermano Santiago, quien es entrenador de la escuela, descubrieron a esta “joya” carchense.

Entre las cualidades de Johnny destaca que “se defiende muy bien en la pista, en la que obtuvo siete medallas de oro en el último campeonato nacional”, subrayó Santiago.

El director técnico añadió que Johnny es un gran talento. “Apenas lleva tres años con nosotros y ha mostrado enormes condiciones, y puedo decir que, si sigue así, tendrá un gran futuro”.

“Empecé desde cero prácticamente porque no sabía bien montar bicicleta, pero con esfuerzo fui mejorando y ahora he podido ser protagonista en los torneos nacionales”, detalló el reciente ganador de las preseas doradas en las modalidades de scratch, persecución, madison, contrarreloj, ruta, por puntos omnium.

La relación que mantiene con su primo es muy fraterna, tanto que se animó a contar que una vez Richard le rompió una bicicleta, cuando estaban jugando.

A decir del primo, cada vez que el ciclista del Movistar Team los visita se acerca a conversar con él para motivarlo y darle fuerzas para que siga en una carrera que es dura, pero cuyo esfuerzo les otorga una recompensa. “Él nos dice que hay que dejar todo en la carretera porque ahí se verán los resultados”, apuntó Johnny, quien a los 14 años se montó en una “bici” de carreras por primera vez, y para no dejarla jamás.

Como todo niño de esta provincia, caracterizada por su amplia producción de papa y pasión por el ciclismo, el joven talento ayudaba en las labores de agricultura en las que trabajan sus padres, Esteban y Mónica, para luego, en la adolescencia, dedicarse por completo a entrenar, competir y ganar medallas.

El lugar preferido para realizar sus prácticas es la comunidad de La Playa, donde nació, y colindante con El Playón de San Francisco, sitio donde nació Richard. (I)

Un grupo de ciclistas que se forman en la escuela de Richard Carapaz recibe indicaciones de uno de los instructoresUn grupo de ciclistas que se forman en la escuela de Richard Carapaz recibe indicaciones de uno de los instructores. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Detalles
Apoyo a nuevos talentos  
Richard Carapaz creó hace dos años una escuela de ciclismo con el objetivo de incentivar la práctica de este deporte. Funciona en Playa Alta, una comunidad de la provincia de Carchi.         

10 ciclistas prejuveniles y juveniles se forman en la escuela de Richard Carapaz, bajo la tutela del entrenador Santiago Montenegro.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: