Ecuador se ilusiona con ingresar al mapa del Rally Dakar

- 05 de mayo de 2018 - 00:00
La carrera se desarrolla en Sudamérica desde 2009, luego de que en 2008 se suspendió por eventuales ataques terroristas en África, donde se realizaba.
Foto: AFP

Tras el anuncio del Ministro de Turismo, se cumplirán diversos procesos para definir si la organización acoge el pedido del país. De darse una respuesta afirmativa, por nuestro territorio pasarán dos etapas de la prueba.

El Rally Dakar dejará su huella en Ecuador, ya sea en su edición 2019 o con mayor seguridad, para 2020. Este mes se anunciará de forma oficial la ruta de la prueba venidera, por parte de la empresa organizadora Amaury Sport Organization (ASO), y se revelará si definitivamente Ecuador albergará dos etapas.

El ministro de Turismo, Enrique Ponce de León, anunció a través de su cuenta de Twitter que la carrera llegará al país.

“El trabajo conjunto da frutos positivos para el turismo en Ecuador. El Rally Dakar, una de las pruebas más importantes y más vistas a nivel mundial, llega al país de los cuatro mundos”.

Esa cartera de Estado ya trabajaba desde el año pasado para incluir a Ecuador en la ruta sudamericana. El Dakar se realiza desde 2009 en la región y ha pasado por Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Perú.

La intención es acoger dos etapas -las finales- en Ecuador y que la prueba termine en Guayaquil.

Esa sería la idea inicial, si es que la organización acoge el pedido de Ecuador. También podría atravesar una parte de la Amazonía y Cuenca, antes de llegar a la Costa ecuatoriana.

El gerente general de Aneta, Gorki Obando, indicó que en unos 20 días se tendrá una resolución final, para conocer si Ecuador será merecedor al Dakar. “Hay una serie de procesos que se debe seguir. El anuncio del Ministerio de Turismo es el comienzo, porque ya existe la aceptación del país de acoger a la competencia”.

La organización debe articular las etapas, que vendrán desde el sur del continente.

Entre los procesos está justamente la determinación de las rutas, el análisis de la infraestructura hotelera, entre otros aspectos.

Uno de ellos también es la licencia ambiental, que es una obligación del organizador y el Gobierno para que la carrera transite sin generar daños al patrimonio medioambiental.

Obando indicó que Aneta, como asociación vinculada a ASO, ha solicitado desde hace varios años al gobierno de turno la inclusión de Ecuador en el mapa del Dakar. Es en el actual mandato cuando se da luz verde para que el país acoja la carrera, con la intención de fomentar el desarrollo turístico.

La prueba será vista en 190 países y a través de 70 canales, por lo que representará una oportunidad para promover las bondades turísticas del país.

Sebastián Guayasamín es el único ecuatoriano que ha competido en el Dakar. Lo hizo en las ediciones 2014, 2015, 2017 y 2018 y repetirá el próximo año. “Sin duda que jugar de local da mucha ventaja a los equipos. Tengo mucha ilusión de que las dos últimas etapas de esta justa mundial, del próximo año o 2020, se realicen aquí. Será una gran oportunidad como país”, dijo el quiteño.

Para él, aquello abrirá la puerta para que más pilotos ecuatorianos se sumen y compitan en suelo nacional.

“Es una oportunidad para nuestro automovilismo. Yo he compartido mi experiencia con otros referentes, porque es lo mínimo que podía hacer, luego de estar cuatro veces. Tener al Dakar es como tener al Mundial de fútbol”. (I)   

Chile negocia su retorno a la competencia
El Gobierno de Chile y la empresa francesa ASO, organizadora del Rally Dakar, negocian con expectativas positivas el regreso de la competición al país sudamericano en 2019, según informó la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

“Deberíamos estar resolviendo relativamente luego. Siguen las conversaciones, pero no hay nada cerrado aún. Todavía estamos analizando si vamos a aceptar o no”, dijo Kantor al diario El Mercurio.

Chile fue escenario del Dakar junto con países vecinos desde 2009 y fue parte de la competencia hasta 2015, cuando la dejó por desacuerdos económicos con la organización y reclamos de diversas instituciones por daños al patrimonio arqueológico y medioambiental.

Según el rotativo, ASO rebajó sus pretensiones económicas de $ 7 a $ 4 millones, pero excluyó también que Chile acoja la salida del rally el próximo año, que le correspondería a Perú en una edición que incluiría también a Argentina. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: