Una aspiración que crece

- 28 de mayo de 2020 - 00:00
La jugadora ecuatoriana es bicampeona nacional en 2018 y 2019. Así mismo logró los títulos sudamericanos Sub-18 en 2016 y Sub-20 al año siguiente
Jhon Guevara/ Telegrafo

La ajedrecista ecuatoriana Anahí Ortiz persigue el sueño de ser gran maestra en la categoría absoluta. Además de practicar el deporte ciencia estudia el primer semestre de Medicina.

Cuando varios deportistas ecuatorianos paralizaron su actividad competitiva por el covid-19 (nuevo coronavirus), la ajedrecista Anahí Ortiz aprovechó para participar y ganar el selectivo al Iberoamericano de la disciplina.

La quiteña, de 19 años, se alejó parcialmente del deporte ciencia porque no encontró apoyo de la empresa privada y pública, para dedicarse a estudiar Medicina en la Universidad Católica de Quito, donde cursa el primer semestre.

Las clases de Medicina han sido una forma de mantenerla entretenida, pero le gustaría que sean presenciales. “En todo caso sí se puede aprender, los profesores en las clases virtuales también son buenos y tienen sus ventajas”, comentó la ecuatoriana.

La emergencia sanitaria que atraviesa el país favoreció, en parte, a la “tricolor” porque ha podido mantenerse activa, jugando y compitiendo.

“Tengo más tiempo. El ajedrez es uno de los deportes que, en lugar de dejar de practicarse como otros, se puede jugar de manera virtual. Solamente necesitas un tablero y unas piezas”.

Para seguir entrenando se ayudó de plataformas virtuales como lichess.org o chess24.com, que le ayudaron a encarar el alto nivel que tuvo el selectivo nacional en donde venció a Paula Sarmiento en semifinales y en la final a Carla Heredia.

Este 2020 ha sido duro para la deportista. “Como para todos, porque ha sido difícil seguir compitiendo”. Tenía planificado participar en varios torneos, como el selectivo a las Olimpiadas de Ajedrez, que se iba a realizar en septiembre de este año, pero lo cancelaron a causa de la pandemia.

También en la Copa del Mundo, que es uno de los certámenes más duros, que también fue suspendido; pero a pesar de ello se ha mantenido entrenando y jugando, por lo que cree que ha progresado.

A los 15 años (2016) ganó un Sudamericano Sub-18, que se realizó en Chile; ahí consiguió el título de Maestra Internacional de esa categoría. Al año siguiente obtuvo el primer lugar en el Sudamericano Sub-20, realizado en Manta (Ecuador), donde logró la norma de gran maestra para menores de 20 años.

Ortiz persigue el sueño de llegar a ser Gran Maestra en la absoluta; para ello le faltan dos normas. “Diría que la podré conseguir, con el respectivo apoyo, claro está. Voy a seguir entrenando y preparándome para lograr este objetivo”.    

Esta temporada se iba a desarrollar un torneo nacional en el que defendería el bicampeonato, pero no pudo intervenir por el tema de la universidad, la cual también impidió participar en otros torneos.

Con respecto al selectivo para el Iberoamericano, consideró que se pareció mucho a los campeonatos nacionales, porque participaron las ajedrecistas más reconocidas del país. “Entonces fue bastante duro y de manera online fue aún más complicado porque no estamos acostumbrados. Pero bueno, supe manejarlo muy bien y obtuve un buen resultado”.  

En el ajedrez virtual no se pueden jugar las partidas de la forma estándar, porque duran horas. Así que se juega el más rápido, conocido como blitz, que dura menos tiempo; sin embargo, es bastante difícil, pero para Anahí es ajedrez al final, porque requiere pensar rápido, estar atentos, algunas habilidades desarrolladas, como son el cálculo, la táctica o estudio del rival.

Para participar en este tipo de torneos se debe contar con buena conexión de internet; la ajedrecista nacional no tuvo inconvenientes con esta circunstancia y pudo salir avante.   

La futura doctora consideró que la final del selectivo con Carla Heredia fue la más difícil, no solo por la contrincante sino por otros factores, como los nervios; tuvo que controlarlos. Así como las semifinales contra la guayaquileña Sarmiento, quien es campeona sudamericana en blitz en 2014.

En el Iberoamericano, que se desarrolló también de forma virtual y en la modalidad mixta, perdió en primera ronda ante el gran maestro argentino Leandro Krysa, quien luego le escribió y eso la motivó a seguir en el deporte ciencia.

Cuando terminó el colegio estuvo seis meses dedicada solamente al ajedrez; luego ella tuvo que elegir entre Odontología y Medicina. Se decidió por esta última porque cree que esta carrera tiene algo de parecido al ajedrez.

Durante el período dedicada al deporte ciencia, antes de ir a la universidad, Anahí no tuvo el apoyo que esperaba para cumplir sus metas y conseguir más logros, así que decidió entrar a estudiar para doctora porque “no podía seguir esperando la ayuda de la empresa privada o pública que quizás nunca llegarían”.

Actualmente está enfocada en ser doctora y llegar a ser Gran Maestra femenina en la categoría absoluta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP