Una ola de incendios provocados arrasa miles de hectáreas en España y Portugal

- 16 de octubre de 2017 - 16:50
Foto: Agencia AFP

La extrema sequía y el fuerte viento provocado por la cola del huracán Ophelia dificultan la lucha contra el fuego en la mayor catástrofe ecológica de los últimos años.

El presidente español Mariano Rajoy suspendió ayer todos sus actos políticos y viajó a Galicia para examinar los estragos de una ola de gigantescos incendios que a estas horas siguen devorando extensas zonas de bosque y arbolado. Lo que desde ayer está sucediendo en el noroeste de España y el norte de Portugal es un drama ecológico de proporciones colosales.

Al menos 1.500 hectáreas de terreno ya han sido calcinadas, 3 personas han muerto en Galicia y varias localidades han tenido que ser evacuadas ante el avance imparable de las llamas. Unas llamas que se propagaron a una velocidad inusitada bajo la fuerza del viento procedente de la cola del huracán Ophelia que golpea Europa y la enorme sequía que azota la península ibérica desde el mes de mayo.

De este centenar de incendios, 17 continúan a estas horas amenazando a núcleos de población y uno de ellos, iniciado la pasada madrugada en Pontevedra, sigue fuera de control.

El presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, reconoció ayer que la situación es “crítica” tras largas horas “en la que la actividad incendiaria no ha cesado”. Feijóo aseguró que desde las 24 horas del domingo a las 07.00 horas de ayer se registraron 24 nuevos focos en los montes gallegos pese a encontrarse sobre el terreno el mayor contingente técnico y humano contra los incendios forestales de los últimos años.

En Galicia trabajan grupos de bomberos propios, de comunidades limítrofes, 530 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos; pero, aún así, no logran contener el avance de las llamas.

“Seguimos con quince zonas de máximo peligro en las que hay posibilidad de afectación de viviendas. Ha llovido en alguna zona pero en Ourense y Lugo no hemos tenido agua y la situación es extrema. Tenemos tres muertos confirmados y la preocupación sigue latente”, explicó Feijóo.

El jefe del ejecutivo gallego también insistió en que los fuegos han sido provocados. “El fin de semana esta gente sabía que las condiciones climatológicas iban a ser muy adversas, que la cola del huracán Ophelia iba a dejar vientos de fuerza 7 y hemos tenido incendios que han entrado desde Portugal, saltando el río Miño, algo que jamás ha sucedido”, dijo.

El gobierno gallego también avanzó que comienzan a recabar las primeras pruebas de la intencionalidad de la tragedia. La guardia civil anunció que empieza a identificar a sospechosos de una catástrofe ecológica que ha sobrecogido a España y Portugal.

Un hombre, de 40 años, fue detenido ayer en la ciudad de León. Según explicó la Consellería de Medio Rural, la gran virulencia de los incendios, sumado a los iniciados en Portugal que han afectado también a zonas próximas a la frontera española, ha obligado a multiplicar los esfuerzos de extinción y a intensificar las labores de prevención como la aplicación de desbroces y cortafuegos.

Una argumentación que no convence a la oposición política al presidente gallego, del PP. Para ellos, existen otras causas como la precariedad laboral de los trabajadores que conforman las brigadas contra incendios y un planteamiento “errático” de una política autonómica rural diseñada durante el pasado siglo.

La ley de Montes en vigor, aprobada en solitario por el PP, permite la recalificación de terrenos quemados al cabo de 30 años y, en opinión de sus críticos, abre la puerta a la privatización de los montes públicos para cultivos intensivos. En esta ocasión, solo han sido necesarias las condiciones explosivas donde los expertos sitúan la propagación del fuego, 30 grados de temperatura, menos del 30% de humedad y vientos de más de 30 kilómetros por hora, para que el mayor incendio forestal registrado en España y Portugal durante la última década se haya producido. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: