Una menor se convierte en la cuarta víctima

04 de noviembre de 2012 - 00:00

La joven de 17 años que permanecía ingresada en estado crítico en un hospital de Madrid, desde el jueves, tras resultar aplastada en una macrofiesta de Halloween, falleció ayer, informaron fuentes del centro sanitario.

Según las fuentes, el fallecimiento se produjo la mañana de ayer. Los padres de la menor, a quienes la tragedia los sorprendió de viaje en Brasil, la tarde del viernes, se dirigieron al hospital apenas aterrizaron en el aeropuerto de Barajas.

La muerte de la menor aumenta a cuatro el número de víctimas mortales en esta tragedia. Las otras son tres jóvenes de 18 años, que también murieron aplastadas en la estampida humana que se produjo en uno de los pasillos del recinto Madrid Arena.

La otra herida en la fiesta, de 20 años, permanece ingresada y continúa estable dentro de la gravedad. La Policía española trabaja para esclarecer las causas de la tragedia registrada la noche de Halloween en una macrofiesta en Madrid.

Con ayuda de las cámaras de seguridad del recinto Madrid Arena, los investigadores trabajan para saber por qué se produjo una avalancha mortal en uno de los pasillos, mientras en otras zonas del macrocomplejo seguía la fiesta, con miles de asistentes, sin que nadie se enterara de lo que ocurría.

Los agentes tratan de confirmar en esas imágenes la hipótesis de que la avalancha se produjo por el lanzamiento de una bengala y petardos, lo que, supuestamente, causó el pánico entre las personas agolpadas en un pasillo que comunica la pista con las escaleras de acceso a un piso superior.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP