Brote de sarampión afecta a 23 estados de Estados Unidos

- 11 de mayo de 2019 - 00:00

En 17 Estados es optativa la vacunación de menores de edad si se citan objeciones personales o filosóficas (religiosas). La enfermedad respiratoria se transmite por el aire al toser o estornudar.

El Centro para Control y enfermedades de los Estados Unidos confirmó que 764 personas han contraído el virus del sarampión en 23 estados de la Unión Americana.

La vacunación exitosa llevó a la eliminación de la enfermedad en este país hace casi dos décadas. Sin embargo, este brote aparece cada año debido a que las personas que viajan al extranjero o los visitantes traen la enfermedad desde otros países.

No obstante, según The Washington Post, las bajas tasas de vacunación crean un mayor riesgo.

La vacuna
En EE.UU., los padres de familia en 17 estados pueden decidir si usan o no esta alternativa médica con sus hijos debido a que muchos presentan objeciones personales o filosóficas (religiosas).

El sarampión es una enfermedad respiratoria que se transmite vía aérea al toser y estornudar.

También puede transmitirse por contacto con las secreciones de la nariz o la boca de una persona infectada.

Los síntomas iniciales incluyen fiebre, secreción nasal, ojos rojos o lagrimosos y tos, seguido de erupciones que pueden extenderse por todo el cuerpo.

Si no se trata a tiempo, el sarampión también puede causar neumonía y otras complicaciones, especialmente en niños pequeños.

“Las vacunas son uno de los éxitos de salud pública más importantes para proteger la salud de nuestra gente y prevenir enfermedades y muertes, especialmente entre los miembros más vulnerables de nuestra comunidad”, indicó la Directora Médica, Elizabeth Tilson.

No obstante, más del 10% de las personas con este mal en los Estados Unidos y reportadas durante este año fueron vacunadas.

Es decir que aquellos que sí han sido medicados, pero hace mucho tiempo, y se exponen al virus, todavía corren el riesgo de infectarse.

Los expertos en salud pública recomiendan que todos los niños reciban dos dosis de la vacuna MMR (sarampión, paperas y rubeola, en inglés), con la primera dosis a los 12 meses de edad y un refuerzo entre los cuatro y seis años de edad.

Los adultos nacidos en 1957 o posteriores que aún no han sido vacunados deben recibir al menos una dosis de la vacuna MMR.

Ciertos adultos deben recibir dos dosis, incluidos estudiantes universitarios, trabajadores de la salud y personas que viajan siempre. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: