El socialdemócrata se dedica a acusar sin pruebas al pt

Rousseff hace campaña en 5 sectores de Brasil

- 14 de octubre de 2014 - 00:00
Dilma Rousseff considera que no habrá transferencia automática de votos porque cree en la democracia. Foto: AFP

El socialdemócrata se dedica a acusar sin pruebas al pt

Brasil.-

La candidata a la reelección presidencial en Brasil, Dilma Rousseff, afirmó encontrar “comprensible” el anuncio realizado por la ecologista Marina Silva, este domingo en Sao Paulo de que apoyará a su rival, el socialdemócrata Aécio Neves, en la apretada carrera por el segundo turno.

“Creo que ese anuncio, esa opción, es comprensible, por la proximidad que ella tiene con el programa económico de Aecio. Y (porque) tiene menos proximidad con el programa social de mi gobierno”, opinó la candidata del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) este domingo en Sao Paulo, según recoge el sitio de información G1.

Rousseff aclaró igualmente que nadie de su candidatura se había acercado a Marina Silva -tercera en la primera vuelta con el 21,3% de los votos- para tratar de hacerse con su apoyo para el balotaje.

La candidata a la reelección, que pasó al segundo turno con el 41,59% de los sufragios por delante de Neves (33,55%), afirmó no temer a que los cerca de 22 millones de electores que confiaron en Silva, el 5 de octubre, vayan a seguir el mismo camino que la que fue su oponente por la coalición del Partido Socialista y Red Sustentabilidad, entre otros grupos. “No creo que haya una transferencia automática de votos para nadie. Creo en la democracia. El voto es de quien va a la urna y se registra”, aseveró Rousseff.

Neves, de su lado, se mostró exultante por contar con el apoyo de Silva durante su visita al santuario de la Virgen de Aparecida (interior de Sao Paulo), que celebró su fiesta el domingo atrayendo a miles de peregrinos. “Con las bendiciones de Nuestra Señora digo que hoy es un día glorioso para nuestro camino. A partir de ahora, somos un solo cuerpo y un solo proyecto en favor de Brasil y de los brasileños”, expresó el candidato del Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB) en una conferencia de prensa.

Neves reveló que era consciente de la decisión de Silva desde el domingo, cuando hablaron por teléfono, pero que todavía no está definido si la ecologista participará de algún modo en su campaña.

El candidato del PSDB había enviado este sábado una carta abierta a Silva en la que aceptaba parte de las exigencias de la exministra de Medio Ambiente con el PT entre 2003 y 2008 para contar con su confianza.

Desarrollo de la campaña  

El escenario electoral en esta segunda vuelta de los comicios en Brasil trasluce una intensa actividad proselitista. Rousseff recorrió en una semana 5 territorios del noreste del país, Rio Grande do Sul, Minas Gerais y Sao Paulo, donde destacó los avances económicos de su gobierno y denunció la puesta en marcha de un golpe electoral con acusaciones sin pruebas ni juicio contra su Partido de los Trabajadores (PT).

“Ellos siempre quieren dar un golpe”, resaltó Rousseff, quien busca su reelección por el PT el 26 próximo, al referirse a sus rivales del PSDB.

La mandataria señaló que no se pueden usar declaraciones ofrecidas a la justicia por Paulo Roberto Costa, exdirector de Petrobras, y el empresario Alberto Youssef, y que fueron difundidas por medios de prensa del país, sin que sean comprobadas.

Defendió en tal sentido la importancia de responder con la verdad a estas imputaciones, en las cuales Roberto Costa y Youssef, quienes señalan que entregaron dinero de la compañía Petrobras a tres partidos, incluido el PT, para financiar la campaña electoral de 2010.

La jefa de Estado manifestó que en los últimos 12 años se redujo como nunca la desigualdad en Brasil con la inclusión social, se valorizó el salario mínimo y aseguró el ingreso de todos, con iguales oportunidades, a la educación.

Señaló que el apoyo de la excandidata no es una sorpresa, ambos abogan por disminuir el poder de los bancos públicos en la economía y otorgar autonomía al ente monetario central, lo cual significará acabar con los programas sociales, entre estos Mi casa, Mi vida, indicó.

Su contendiente estuvo la semana pasada en Mina Gerais, Río de Janeiro, Pernambuco, Brasilia y Sao Paulo, donde negoció el respaldo a su elección de la cúpula del Partido Socialista (PSB). Neves se dedicó, además, esta última semana a usar las delaciones del exdirector de Petrobras para acusar, sin pruebas, al PT de corrupto, con miras a desacreditar a esa agrupación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP