Ecuador, 07 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La difícil posición de los republicanos tras el triunfo de Biden en las elecciones en EE.UU.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.
Jim Lo Scalzo/Pool/EPA
09 de noviembre de 2020 - 08:50 - Agencia Anadolu

Los miembros del Partido Republicano se han dividido entre reconocer la victoria del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, o negarse a reconocer los resultados de las elecciones para continuar apoyando al actual presidente, Donald Trump.

El expresidente republicano George W. Bush felicitó a Biden y a su fórmula a la vicepresidencia, Kamala Harris, por su triunfo en las elecciones, enviando un poderoso mensaje a Trump, quien sostiene que los demócratas se "robaron" las elecciones.

“Aunque tenemos diferencias políticas, sé que Joe Biden es un buen hombre, que ha ganado su oportunidad de liderar y unificar a nuestro país. El presidente electo reiteró que mientras se postuló como demócrata, gobernará para todos los estadounidenses (...). El pueblo estadounidense puede confiar en que esta elección fue fundamentalmente justa, se mantendrá su integridad y su resultado fue claro", expresó Bush.

Y agregó que "el presidente Trump tiene derecho a solicitar recuentos y presentar impugnaciones legales y cualquier asunto no resuelto será debidamente resuelto".

Un grupo de 39 republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos escribió el viernes 6 de noviembre, una carta al fiscal general de Estados Unidos, William Barr, pidiéndole que se asegurara de que el proceso de recuento de votos se lleve a cabo en total coherencia con las leyes estatales y federales, en medio de "informes generalizados de irregularidades".

"Si bien cada estado tiene su propio proceso electoral, el Departamento de Justicia de Estados Unidos es en última instancia responsable de la integridad de las elecciones federales. El pueblo estadounidense debe tener la máxima confianza en que el resultado de las elecciones presidenciales es legítimo", decía parte del texto de la carta.

Lea también: Jose Biden inició su trabajo para la transición del gobierno de Estados Unidos

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, aún no han reconocido la victoria de Biden y destacaron la importancia de los posibles recuentos y las objeciones legales de Trump.

"Cada voto legal debe contarse. No debe contarse ningún voto presentado ilegalmente. Todas las partes deben observar el proceso. Y los tribunales están aquí para aplicar las leyes y resolver disputas", escribió McConnell en Twitter.

También manifestó que cada voto legal debe contarse. "Cada recuento debe completarse. Cada impugnación legal debe ser escuchada. Entonces y solo entonces Estados Unidos decidirá quién ganó la carrera (presidencial)".

El estado de Georgia, en el sureste de los Estados Unidos, anunció el viernes que realizará un recuento. El último conteo le otorgó a Biden el triunfo sobre Trump con un estrecho margen de 10.000 votos, es decir el 0,2%.

Desafíos legales

A la postura de McCarthy y McConnell se sumó la del representante de Luisiana Steve Scalise, el látigo republicano de Trump en el Congreso.

"La elección no terminará hasta que todos los votos legales sean contados y certificados. Todavía hay serios desafíos legales que se han presentado, y hasta que ese proceso se resuelva, la elección no es definitiva. El pueblo estadounidense merece un proceso justo y transparente", expresó Scalise en sus redes sociales.

El senador Mitt Romney, excandidato presidencial republicano del estado occidental de Utah, dijo que Trump finalmente aceptará su derrota en la carrera.

"Él es quien es y tiene una relación relativamente relajada con la verdad, por lo que seguirá luchando hasta el final. Pero estoy convencido de que una vez que se hayan agotado todos los recursos, si se agotan de una manera que no le favorece, aceptará lo inevitable", declaró Romney a la cadena de noticias CNN el domingo 8 de noviembre.

Añadió que "pero no esperen que se vaya callado, no es así como trabaja".

China llama al "respeto mutuo"

Mientras tanto, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, pidió este lunes 9 de noviembre, una comunicación más sólida y respeto mutuo en las relaciones bilaterales con Estados Unidos a raíz de los resultados no oficiales de las recientes elecciones presidenciales de ese país, informó el diario chino Global Times.

"Siempre hemos insistido en que China y EE.UU. deben fortalecer la comunicación y el diálogo, manejar las diferencias y divergencias basados en el respeto mutuo y expandir la cooperación basados en la reciprocidad y el beneficio mutuo", dijo Wenbin, en una conferencia de prensa en Pekín.

Con respecto a la declaración de victoria de Joe Biden en las elecciones, Wang dijo que "entendemos que el resultado de las elecciones presidenciales se determinará siguiendo las leyes y procedimientos de EE.UU. Responderemos de acuerdo con la práctica común internacional".

Bajo la administración de Donald Trump, los lazos entre EE.UU. y China se debilitaron en medio de una intensa guerra comercial en la que ambos lados aumentaron los aranceles.

Trump también castigó a Pekín por presuntos abusos de los derechos de los musulmanes uigures en la provincia de Xinjiang y por la respuesta china a las protestas en Hong Kong.

Biden ganó el sábado 7 de noviembre el crucial estado de Pensilvania y, con esta victoria, superó los 270 delegados del Colegio Electoral necesarios para reclamar la Casa Blanca, según importantes organizaciones de noticias.

El líder demócrata ahora tiene 290 delegados luego de su victoria en Nevada. (I)

Contenido externo patrocinado