Policía sospecha que asesino de niño no ha contado todo

15 de julio de 2011 00:00

Los neoyorquinos continuaban ayer  conmocionados a medida que se  conocen nuevos detalles sobre las circunstancias en que murió un niño de 8 años y cuyo cadáver fue descuartizado en Brooklyn por un hombre del que la Policía sospecha que  no ha contado toda la verdad.

El comisionado de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, afirmó   que el menor, un niño judío ortodoxo llamado Leiby Kletzky, intentó defenderse antes de morir asfixiado a manos de Levi Aron, un hombre de 35 años, que ya confesó el crimen y que el miércoles fue acusado por el delito de asesinato en primer grado.

Kelly detalló  que los forenses encontraron “arañazos” en los brazos y muñecas del acusado, por lo que consideró razonable pensar que el pequeño murió por asfixia, aunque indicó que aún quedan pruebas de laboratorio por realizar y sospechan que todavía no ha contado toda la verdad, informó el New York Post.

“Entiendo que puede estar mal y siento el daño que he causado”, indicó el acusado en una confesión  a la que tuvo acceso la  NBC, que precisó que también hay otra confesión   en video en la que Aron se muestra “inexpresivo y sin emociones”.

En la confesión el acusado asegura que cuando el niño lo detuvo, el lunes en la tarde en la calle, para pedirle ayuda porque estaba perdido le ofreció acompañarlo a casa y después cambió de opinión y   lo llevó a una boda a las afueras de la ciudad.

La Policía confirmó ayer que Aron acudió el lunes a una boda en Monsey (norte de Nueva York), pero algunos de los invitados no vieron que estuviera acompañado de un menor, según el Wall Street Journal. EFE

Contenido externo patrocinado