Los panameños eligen a su nuevo presidente

- 05 de mayo de 2019 - 00:00
Trabajadores desmontan una valla publicitaria de un candidato a la Presidencia. Los partidos debían retirar las propagandas hasta el jueves.
Foto: EFE

Siete candidatos disputan el mandato del país centroamericano. Panamá es uno de los pocos países que no tienen en sus leyes “la segunda vuelta”.

Más de 2,7 millones de panameños están llamados este domingo a renovar los cargos de elección popular. Entre ellos presidente, vicepresidente, diputados, alcaldes y representantes de corregimiento.

El triunfador entre los siete candidatos presidenciales vivirá en el Palacio de las Garzas (Casa de Gobierno) a partir del 1 de julio próximo.

Panamá es uno de los pocos países latinoamericanos no autocráticos en no tener en sus leyes electorales “la segunda vuelta”.

De acuerdo con el sondeo del diario La Prensa, elaborado por GAD3, Laurentino “Nito” Cortizo, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), obtendría el 36,1% de los votos.

Cortizo es seguido en las encuestas  por Rómulo Roux, del partido Cambio Democrático (CD), con el 26,2%, y del independiente Ricardo Lombana con el 19,6%.

Las cifras destacan a Lombana como el candidato sorpresa de estas elecciones.

“El pueblo tiene poca confianza en las encuestas porque no acertaron en las pasadas elecciones y creo que no van a influir mucho en estas”, indicó el analista Ernesto Cedeño.

Además de Cortizo y Roux, pujan por la silla presidencial el oficialista José Blandón (Partido Panameñista), el izquierdista Saúl Méndez (Frente Amplio por la Democracia) y los independientes  Ana Matilde Gómez y Marco Ameglio.

Para Carlos Guevara Mann, catedrático de Relaciones Internacionales de La Florida State University, el país “se ha salvado” del extremismo que ha irrumpido en países como Brasil y Estados Unidos.

No obstante, según Guevara, la mayoría de las propuestas de los candidatos  están basadas en dádivas, subsidios y electoralismo.

“Panamá no ha llegado a los extremos de otros países en cuanto a populismo, pero el nivel de frustración ciudadana por la falta de soluciones a los problemas nacionales es creciente, así que quizás en las elecciones de 2024 veamos una o más candidaturas antisistema”, agregó el experto.

La campaña más corta
Panamá puso punto final a la campaña electoral más corta y restrictiva de su historia reciente.

La mayoría de los siete candidatos presidenciales celebró sus actos de cierre de campaña y las formaciones políticas el pasado jueves. Asimismo, retiraron los escasos carteles colgados en vallas y muros, porque las calles tenían que estar limpias hasta la medianoche.

Son las primeras elecciones que se organizan bajo las inéditas reformas aprobadas por el Parlamento en el año 2017, que no solo limitan a dos meses la duración de la campaña, sino también los lugares que coloquen la propaganda y los topes de gasto de los candidatos.

“Esta campaña ha sido  diferente a las otras, ha sido   más comedida. Ha habido menos movilizaciones masivas a las que estábamos acostumbrados y no se han invertido sumas millonarias”, afirmó el analista Ernesto Cedeño.

El politólogo Harry Brown aportó: “Hemos tenido una campaña muy civilizada, que incluso podríamos calificar de fría, pero la prefiero de este tipo, que tener una violenta”.

Entre las novedades que se facilitaron en este proceso, consta que el Tribunal Electoral de Panamá (TE) anunció que 25.000 cédulas de identidad que caducaron o están por caducar fueron habilitadas hasta el 31 de mayo para sufragar en las elecciones. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: