Mucha investigación, pero pocos enjuiciados

- 05 de mayo de 2019 - 00:00

La lucha contra la corrupción en Panamá es un camino de luces y sombras en los últimos años.

Las autoridades abrieron más investigaciones, pero los casos se estancan o no llegan a los juzgados, y en la calle impera la idea de que la impunidad es un monstruo demasiado grande por batir.

Los sobornos de la brasileña Odebrecht y los papeles de Panamá son los escándalos que más repercusión tienen fuera, pero los panameños también se estremecieron con las supuestas corrupciones de la administración del expresidente Ricardo Martinelli o el despilfarro de fondos de los diputados.

Desde hace un tiempo es raro el día en que no haya una televisión local apostada a las puertas de la Fiscalía para captar imágenes de un político que entra a declarar. Desde 2015 se aperturó un centenar de causas por corrupción, más de 700 personas fueron imputadas y se recuperaron más de $ 416 millones, según datos suministrados por la Fiscalía.

La mayoría de esos casos, sin embargo, aún no llegan a los juzgados.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, asumió las riendas del país en 2014 con el compromiso de “limpiar” las instituciones de las corruptelas de Martinelli, su antecesor. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: