Los países petroleros buscan un difícil acuerdo para aumentar su producción

- 22 de junio de 2018 - 07:04
La OPEP se reúne este viernes en Viena, antes de una segunda reunión el sábado que incluye además a otros diez países (la llamada OPEP+), entre ellos Rusia y México.
Archivo

Las últimas horas en la capital austriaca han estado marcadas por el desacuerdo entre Arabia Saudita y Rusia, por una parte, e Irán por la otra, uno de los pesos pesados de la OPEP que ha expresado públicamente su desacuerdo.

Los países de la OPEP y sus socios petroleros seguían buscando este viernes 22 de junio un difícil acuerdo sobre la producción de crudo, divididos entre los que quieren aumentarla, como Arabia Saudita y Rusia, y los que prefieren mantenerla en su nivel actual, como Irán.

Rusos y saudíes proponen un millón de barriles diarios más, algo que ha creado tensiones con Irán y otros miembros del cártel
"Esperamos salir de aquí con una decisión razonable", dijo el ministro saudí de Energía, Khalid al Fali a la prensa antes de la reunión de los 14 países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). "No quiero hablar de contingencias. Asumimos que la razón acabará imponiéndose", añadió.

Por su parte el ministro del petróleo de Irak, Jabbar al Luaibi, respondió con un "no" rotundo a la pregunta de si había unanimidad entre los países del cártel.

Desde 2016, este grupo de 24 países, que representan cerca del 50% de la producción mundial, tienen un acuerdo que limita su producción en 1,8 millones de barriles diarios. El pacto ha dado sus frutos, con un barril que supera los 70 dólares en los últimos meses, frente a los menos de 30 que llegó a valer a principios de 2016.

Pero ahora tanto Arabia Saudita como Rusia quieren cambiar de rumbo pese a las reticencias de Irán, sometido a las sanciones de Estados Unidos y que, en consecuencia, tendría dificultades para extraer más crudo.

Los saudíes están preocupados en particular por la caída de la producción, no solo en Irán sino también en Venezuela, y advierten del riesgo de escasez en el mercado en los próximos meses.

En el mismo sentido, el ministro ruso del petróleo, Alexander Novak, advirtió el jueves que aunque el mercado está "equilibrado" por ahora "es muy importante evitar que se sobrecaliente".

Irán, en cambio, acusa a las sanciones estadounidenses. "Es el presidente Trump el que ha creado las dificultades del mercado con sanciones contra dos miembros fundadores de la OPEP", en referencia a Irán y Venezuela, dijo el ministro iraní del petróleo, Bijan Zanganeh.

La continua caída de la producción en Venezuela ha sido uno de los argumentos de saudíes y rusos a favor de aumentar la producción.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió la semana pasada del importante declive de producción en el país sudamericano, actualmente cercana a los 1,5 millones de barriles al día, y que podría caer, según sus previsiones, a menos de un millón a finales de este año.

Sin embargo, Manuel Quevedo, el ministro del Petróleo y presidente de la petrolera estatal PDVSA, aseguró que se mantiene el objetivo de aumentar en un millón de barriles la producción en 2018 reconociendo que sería "un reto". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: