Obama y Cameron se preparan para la guerra

26 de agosto de 2013 - 00:00

Londres/Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su aliado el primer ministro británico, David Cameron, se preparan para una intervención militar en Siria, tras admitir que los supuestos ataques químicos, de la semana pasada, en un suburbio de Damasco escalaron el conflicto que amerita “una respuesta seria”.

En una conversación telefónica que duró 40 minutos, Obama y Cameron concluyeron que el régimen de Bashar al-Asad, es casi ciertamente responsable por el ataque con armas químicas que provocó la muerte de al menos 1.400 personas.

El presidente estadounidense y su homólogo británico se mostraron de acuerdo en que el tiempo de Al-Asad “se ha acabado”, utilizando un lenguaje similar al que sus predecesores George W. Bush y Tony Blair habían empleado en 2003 previo al polémico derrocamiento del presidente iraquí Saddam Hussein.

Fuentes gubernamentales en Londres indicaron que tanto Obama como Cameron “mantienen todas las opciones abiertas”, aunque no descartan una intervención militar con tropas en suelo sirio. “El Occidente no puede quedarse de brazos cruzados sin hacer nada, la población siria está sufriendo y el ataque químico elevó la gravedad de la situación”, declaró a EL TELÉGRAFO un portavoz oficial de la residencia oficial de Downing Street, sede del Gobierno británico.

Tras la comunicación telefónica, Cameron se comunicó con el Ministerio de Defensa británico para prepararse “para cualquier eventualidad”, incluyendo el despliegue de tropas.

Este fin de semana, dicha oficina emitió un comunicado en el que confirmó que Cameron y Obama “están gravemente preocupados por el ataque ocurrido en Damasco el miércoles último, y las crecientes señales de que fue un importante ataque con armas químicas perpetrado por el régimen sirio contra su propia población”.
“El hecho de que el presidente Al-Asad no coopere con la ONU significa que el régimen esconde algo”, agregó.

Amnistía Internacional criticó
el uso de la fuerza hasta que la ONU no compruebe denuncias
Según el vocero de Downing Street, el uso significativo de armas químicas “amerita una respuesta seria de la comunidad internacional” y tanto Cameron como Obama “han pedido a sus funcionarios que evalúen todas las opciones”, incluida la intervención militar. “Acordaron que es vital que el mundo haga cumplir la prohibición por el uso de armas químicas e impida futuras catástrofes. Se mostraron de acuerdo en mantenerse en contacto permanente al respecto”, agregó.

En tanto, el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, general Martin Dempsey, viajará a Jordania junto con el jefe del Comando central de Estados Unidos, el general Lloyd Austin, y autoridades militares de Turquía, Gran Bretaña, Francia, Catar, Canadá, Arabia Saudita, Italia y Canadá para hablar sobre el agravamiento del conflicto en Siria.

Mientras que, Estados Unidos  aumentó a cuatro destructores su flotilla en el Mar Mediterráneo -Mahan, Gravely, Barry y Ramage-, todos ellos equipados con misiles balísticos, aunque aclaró que aún no ha tomado una decisión acerca de si utilizar esos barcos armados en una guerra contra Siria.

El tipo de armamento de estas naves, incluidos los misiles Tomahawk, se usó en 2011 durante una acción internacional que precipitó la caída del régimen de Muamar Gadafi en Libia.

Desde Londres, el grupo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) se mostró contrario a una eventual intervención militar en Siria, y dijo que los inspectores de la ONU deben determinar las denuncias sobre armas químicas en ese país.

La directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía, Hassiba Hadj Sahraoui, afirmó que las denuncias sobre el uso de armas químicas contra civiles sirios, “subrayan la urgente necesidad de que el equipo de Naciones Unidas que actualmente se encuentra en Siria acceda sin trabas a todos los lugares para investigar estos y otros incidentes de presunto uso de armas químicas”.

“Si se corroboran las últimas denuncias, los ataques constituirían crímenes de guerra. La única manera de abordar la interminable lista de abusos que hemos presenciado en Siria es que el Consejo de Seguridad remita la situación a la Corte Penal Internacional, como Amnistía Internacional lleva instando a que se haga desde 2011”, subrayó.

De acuerdo a AI, la fabricación, el almacenamiento, la transferencia o el uso de armas químicas, que no distinguen entre civiles y combatientes, “son una violación del derecho internacional”.

El Gobierno sirio, que ha negado el uso de armas químicas, ya autorizó formalmente la entrada de inspectores de la ONU.

TROPAS DE EE.UU. YA ESTÁN PREPARADAS

El secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, declaró  durante su visita a Malasia que el Pentágono “está preparado” por si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, opta por una intervención militar en Siria.

“El presidente Obama pidió al Departamento de Defensa preparar opciones para todas las contingencias. Lo hemos hecho y estamos preparados para ejecutar cualquier opción, si él decide emplear una de ellas”, declaró Hagel en la rueda de prensa posterior a la reunión con su homólogo malasio.

El secretario de Defensa estadounidense se hizo eco de la advertencia de la Casa Blanca de ordenar recoger pruebas sobre la supuesta utilización por parte del Gobierno sirio de armas químicas contra la población civil.
"Cuando tengamos más información, la respuesta será clara", apuntó Hagel a los periodistas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: