Entrevista / Humberto Costa / Jefe del bloque de senadores del pt

"Nuestra misión es defender el legado de Lula y Dilma"

- 30 de agosto de 2016 - 00:00
Foto: Blog Humberto Costa

El jefe del bloque de senadores del Partido de los Trabajadores (PT), Humberto Costa, admite la posibilidad de que este martes o miércoles el Senado brasileño destituya definitivamente a la mandataria Dilma Rousseff, pero sostiene que entonces será el momento de oponerse al régimen del vicepresidente Michel Temer para cuidar el legado de una línea de gobierno iniciada en 2003 con Luiz Inácio Lula da Silva.

Para Costa, en una entrevista con EL TELÉGRAFO, la destitución de Rousseff por supuestos delitos contables en el presupuesto, es un “grave precedente” para América Latina porque se trata de un golpe parlamentario. El senador está en la línea de frente de la defensa de Rousseff en el juicio político por delitos contables en el presupuesto 2015 incorrecciones que le adjudican la oposición.

Es difícil revertir los votos necesarios para destituir a Rousseff en el Senado, ¿cómo evalúa la marcha de este juicio político?

Tenemos dos escenarios, su retorno a la presidencia, que será algo que garantizará que se cumpla la Constitución y, además, ella propone una salida para la crisis, que es un plebiscito que decida anticipar las elecciones de 2018. Presentará un plan para retomar gobernabilidad y la economía. Pero con una posible derrota y  la consolidación del gobierno golpista partiremos hacia la oposición franca y en defensa de los derechos de los trabajadores para que no retiren los derechos conquistados, tanto sociales como laborales.

En pleno juicio político, la dirección del PT votó contra el proyecto de Dilma del plebiscito. ¿El partido está dividido y tiene a dos extesoreros presos en el escándalo de financiación de campañas como ejes de la operación Lava Jato?

El PT necesita hacer una reforma interna que debe tener una autocrítica profunda, sobre todo por no avanzar en la reforma política, una reforma de financiación de la campaña electoral y rescatar la cultura política que inspiró al movimiento, contra la visión clientelista, asistencialista. El PT logra vivir con divergencias y, pese a su dirección, los parlamentarios somos favorables a un plebiscito.

¿Comenzará la campaña Lula 2018 si Dilma es derrocada?

Paso a paso vamos a hacer este trabajo para consolidar nuestra oposición. Nuestra preocupación es defender nuestro legado, los derechos amenazados por este modelo económico que está poniendo Temer y que fue rechazado en las urnas desde 2002. La disputa futura (de Lula) será consecuencia directa de eso.

¿Cuáles fueron los errores de Dilma?

Tal vez fue la forma de relación política que ocurrió el año pasado, con el Congreso interrumpiendo todos los proyectos del Ejecutivo y también no haber tenido un diálogo con las bases sociales y populares en el momento de haber anunciado, en el inicio de su segundo mandato, las reformas de ajuste fiscal.

¿Cuál es la consecuencia de este juicio político al que se califica como golpe?

Es un grave precedente para Brasil y para la región, es un golpe parlamentario.

¿La declaración de Rousseff en el juicio político puede revertir el panorama adverso que se vislumbra, es decir, su destitución?

Su testimonio puede ayudar a consolidar votos y revertir la situación, pero aunque eso no ocurra será un punto definitivo de la narrativa de este proceso porque ella tendrá las condiciones para probar al país y al mundo que no cometió delitos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: