México crea comisión para reducir flujo migratorio en 45 días

- 12 de junio de 2019 - 00:00
Inmigrantes centroamericanos viajan en el tren llamado “La Bestia", en Chiapas (México), con el objetivo de llegar a la frontera con EE.UU.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

México financiará con recursos propios el plan de ayuda a migrantes de Centroamérica que se concentran en la frontera sur, informó el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

El programa, que implementará acciones en materia de seguridad, empleo y política social, estará liderado por el Secretario de exteriores, quien afirmó que México puede dar empleo a más de 100.000 migrantes.

El gobierno aún no tiene una cifra exacta del costo del plan, pues será la comisión especial para migración creada ayer por el presidente Andrés López la encargada de determinar los gastos.

Sin embargo, el diario Excélsior destacó que antes de iniciar las negociaciones con EE.UU. para evitar la aplicación de aranceles, el gobierno de México elevó a más del doble el presupuesto en asuntos de control migratorio.

El medio detalló -citando información de la Secretaría de Hacienda- que el gasto aprobado para el Servicio de Migración y Política Migratoria pasó de 438.7 millones de pesos para enero-abril de 2019, a 961.4 millones de pesos, es decir 119.1% más.

El viernes pasado México se comprometió con EE.UU. a reducir en 45 días la migración proveniente de Centroamérica, caso contrario resurgirá la posibilidad de que se apliquen aranceles de hasta 25% a los productos mexicanos.

El acuerdo con México se produce en medio de un aumento de migrantes que cruzan hacia EE.UU.

Más de 144.000 indocumentados fueron arrestados en la frontera entre México y EE.UU. en mayo, informó esta semana el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, un aumento del 32% respecto al mes anterior.

Alrededor de 6.000 soldados de la Guardia Nacional mexicana fueron desplegados ayer a la frontera sur con Guatemala para frenar el flujo de viajeros informales. Mientras  funcionarios coordinan  acciones en Guatemala, Honduras y El Salvador, dijo el canciller. 

Pero EE.UU. presiona a su vecino para cambiar su política de asilo y entrar en un acuerdo de “tercer país seguro”, algo que el gobierno de López rechaza. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: