Merkel tiende la mano a los socialdemócratas para formar gobierno

24 de septiembre de 2013 - 00:00

Berlín.- Más sonriente que de costumbre, Angela Merkel, reapareció ayer un día después de su victoria en las elecciones de este domingo, para anunciar su intención de formar un gobierno de coalición. “Necesitamos un Ejecutivo estable”, declaró.

Pese a su triunfo, la poderosa jefe del Gobierno está obligada a pactar y formar alianzas, ya sea con los socialdemócratas o con los Verdes, para disponer de una mayoría en el Bundestag (Cámara baja del Parlamento). “Estamos abiertos a discusiones (...). Tuve el primer contacto con el presidente del SPD”, Sigmar Gabriel, declaró Merkel en una rueda de prensa el lunes en Berlín.

Pero Gabriel pidió hablar primero con la dirección del SPD, indicó la canciller, que consideró “comprensible” esa solicitud.

Con 41,5% de votos y 311 escaños, de los 630 que contará el próximo Bundestag, el partido conservador (CDU/CSU) de Merkel obtuvo el resultado más elevado desde la reunificación de Alemania, en 1990. Pero se quedó a las puertas de la mayoría absoluta.

El fracaso de sus aliados liberales demócratas del FDP -que por primera vez en la historia de la República Federal Alemana se quedarán fuera del Bundestag, al no haber alcanzado el 5% de los votos requeridos sino 4,8%-, deja a Merkel dos aliados posibles: el SPD (25,7%, 192 escaños) y los Verdes (8,4%, 63 escaños).

Pero el derrotado aspirante socialdemócrata, Peer Steinbrück, indicó que su partido no se ofrecerá sin más a integrar una alianza que, en su primera experiencia, costó al partido una sangría de electorado similar a la del FDP ahora. “No seremos la siguiente víctima de Merkel”, afirmó, en alusión al hundimiento liberal y al que el SPD sufrió en su período en la gran coalición, a la que entró en 2005 con el 34,2% de los votos y de la que salió con el peor resultado de su historia -el 23%-.

Steinbrück insistió en que no se precipitará a una gran coalición, al tiempo que advirtió que las negociaciones podían prolongarse semanas, incluso meses.

Ante esto, Merkel tiene claro que las negociaciones no serán rápidas. “Tomarán un cierto tiempo (pero) la CDU está dispuesta a discutir, y ya veremos” qué pasa, dijo. “No se trata de obtener mayorías numéricas sino coaliciones con ideas programáticas comunes. Esto hay que trabajarlo. Los electores han hablado, pero debe salir algo para Alemania que responda al voto de los electores y que nos dé la posibilidad en cuatro años de mejorar esta situación”, agregó.

No habrá cambios

Lo que Merkel sí confirmó es que no habrá cambios en la política de su gobierno. “Nuestra política europea impulsa la integración y desde el punto de vista de la CDU no hay motivo alguno para cambiarla”, respondió Merkel al ser consultada de posibles modificaciones.

Fueron varias las preguntas que tuvo que responder sobre su política en Bruselas y ante todas subrayó su europeísmo y, al mismo tiempo, la necesidad de que los socios de la Unión Europea sigan el camino de las reformas que Alemania.

Convencida de que la UE puede salir “reforzada” de la crisis, Merkel precisó que el objetivo de las reformas no es solo el ahorro, sino que el continente incremente su competitividad y recupere la confianza de los inversores.

A su juicio, el claro apoyo recibido por los cristianodemócratas demuestra que los alemanes quieren que su Gobierno siga defendiendo sus intereses en Europa y en el mundo, pero que también apuestan por la unidad europea.

EUROPA DESTACA PRAGMATISMO DE LA CANCILLER

Europa destacó ayer el pragmatismo de Angela Merkel, reforzada por su amplio triunfo en las elecciones.  

La Unión Europea siguió de cerca los comicios en Alemania y ayer los líderes del bloque expresaron su confianza en que el pragmatismo y las convicciones europeas de Merkel les proporcionen un nuevo impulso.  

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, felicitó a Merkel y dijo que “Europa en su conjunto necesita una Alemania unida y comprometida con estos insoslayables objetivos políticos”.

El primer ministro británico, David Cameron, telefoneó ayer a la canciller alemana para felicitarla y le reafirmó su compromiso de continuar la cooperación bilateral.

En América, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y de Colombia, Juan Manuel Santos, también felicitaron a Merkel. (AFP)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP