Presidente de Porsche, Matthias Müller, nuevo jefe de Volkswagen

25 de septiembre de 2015 - 12:58
Müller, de 62 años, asumirá el cargo de inmediato, en reemplazo de Martin Winterkorn. Foto: AFP

El coloso alemán del automóvil Volkswagen, sumido en profunda crisis por el escándalo de los motores diésel trucados, nombró este viernes a Matthias Müller, jefe de su rama de autos de lujo deportivos Porsche, como su nuevo director ejecutivo tras la dimisión de su predecesor, Martin Winterkorn.

Müller, jefe de su rama de autos de lujo deportivos Porsche, tendrá la tarea de sacar a la empresa del escándalo de la falsificación de sus motores para que parecieran menos contaminantes.

El nuevo presidente, de 62 años, asumirá el cargo de inmediato, en reemplazo de Martin Winterkorn que renunció hace dos días, dijo el jefe del Consejo de vigilancia de la empresa, Berthold Huber, en la sede del fabricante en Wolfsburg (norte).

Huber calificó el viernes el caso de "desastre moral y político". "Digo claramente que las manipulaciones de las pruebas de emisiones constituyen un desastre moral y político" para el grupo, añadió Huber en breve conferencia de prensa.

"Un pequeño grupo de personas causó un enorme perjuicio" a Volkswagen, dijo por su parte Bernd Osterloh, quien representa a los trabajadores en el Consejo.

Aún traumatizados por el eco mundial del caso, los 20 miembros del Consejo de Vigilancia del constructor de Wolfsburgo (norte) se reunieron para poner oficialmente fin al cargo de Winterkorn.

Éste, llamado hasta hace poco Mr Calidad por la prensa alemana, anunció su dimisión el miércoles y asumió la total responsabilidad por el escándalo aunque afirma que ignoraba lo ocurrido.

La purga no se va a limitar a la cumbre de la pirámide, y otras cabezas caerán también, había confirmado el jueves Olaf Lies, miembro del consejo de vigilancia de VW.

Lea también: AEA: El 35% de autos en Ecuador causa altos niveles de contaminación

El constructor alemán espera así iniciar una nueva era tras haber confesado esta semana que colocó en 11 millones de vehículos en todo el mundo un dispositivo para burlar los controles anticontaminación y hacerlos pasar, ante los consumidores y las autoridades, por vehículos más ecológicos de lo que eran en realidad.

Esta confesión tuvo un efecto devastador en Alemania y en todo el mundo para la imagen de integridad que tenía Volkswagen en los últimos años.

Solo en Alemania cerca de 2,8 millones de vehículos en circulación fabricados por el grupo VW están equipados con un dispositivo trucado, declaró el viernes el ministro alemán de Transportes Alexander Dobrindt.

Estas declaraciones, que revelan la importancia del caso en la propia Alemania, hicieron caer la acción de VW un 4% el viernes por la tarde. El título Volkswagen, que ha perdido 30% esta semana, había abierto sin embargo la sesión del viernes en leve alza ante la perspectiva de la designación de una nueva directiva.

Lea además: Los carros de Volkswagen no son los únicos que han engañado los controles

El nuevo presidente y su directorio tendrán que gestionar las consecuencias comerciales y judiciales del caso, que aún son difícilmente valorables. Volkswagen ya ha puesto de lado 6.500 millones de euros de sus cuentas para hacer frente a todo ello, pero solamente en Estados Unidos el grupo podría ser sancionado con una multa de 18.000 millones de dólares (EUR 16.000 millones). (I)              

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: