Maduro alista su contraofensiva tras denunciar intento de asesinato

- 06 de agosto de 2018 - 00:00
La seguridad rodeó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un incidente mientras daba un discurso por el 81 aniversario de la Guardia Nacional.
Foto: agencia de noticias Xinhua

La oposición venezolana teme arrestos y purgas militares. El sábado el presidente venezolano denunció ataques con drones para terminar con su vida y acusó directamente a la derecha y a su homólogo Juan Manuel Santos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sentenció “¡Justicia!, ¡máximo castigo!”, tras el intento de asesinato con drones durante su discurso del sábado. Su  advertencia hace temer una ola represiva contra sus adversarios que ya esperan arrestos masivos y purgas militares.

El mandatario venezolano resultó ileso en el incidente. No obstante, las autoridades indicaron que hay siete soldados heridos.

Maduro acusó a la “extrema derecha” vinculados a  a su homólogo colombiano Juan Manuel Santos y disidentes venezolanos que viven en Estados Unidos. Asimismo afirmó que están detenidos  los autores de este ataque con “todas las pruebas”.

El presidente evocó una entrevista de Santos de hace días con la AFP, en la que dijo que veía “cerca” su caída. Sin embargo, la versión de Maduro fue inmediatamente desmentida por Colombia.

A través de un comunicado la cancillería manifestó que “resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos”. Y añaden que: “Ya es costumbre que el mandatario venezolano culpe permanentemente a Colombia de cualquier tipo de situación. Exigimos respeto por el presidente Juan Manuel Santos, por el Gobierno y por el pueblo colombiano”.

El Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) lamenta además que las primeras reacciones del gobierno no estuvieran “dirigidas a esclarecer estos hechos sino a aprovechar la situación para atacar de manera irresponsable a la ‘oposición’”.

“¡No queremos atentados ni autoatentados, no queremos golpes ni autogolpes! ¡Tampoco queremos más hiperinflación, más hambre ni más muerte por falta de medicinas!”, expresó por su parte Jesús Torrealba, exsecretario de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática, hoy dividida.

El gobierno de Maduro tiene 248 “presos políticos”, entre ellos el dirigente Leopoldo López.

 En una entrevista con la cadena Fox News el asesor de seguridad nacional de Donald Trump, John Bolton, también se mostró escéptico de las acusaciones de Maduro afirmando incluso que los incidentes “podrían ser un pretexto fabricado por el propio régimen” o “algo diferente”.

“Si el gobierno venezolano dispone de informaciones sólidas sobre una posible violación del orden penal estadounidense, las analizaremos con toda la seriedad, pero mientras tanto nos tenemos que concentrar en la corrupción y opresión del régimen venezolano”, aseguró Bolton.

Los culpables
En un fragmento de la retransmisión, distribuido en redes sociales, se aprecia cómo Maduro, su esposa y los presentes en la tribuna miran al cielo durante el discurso. De pronto, hacen un gesto como si se protegieran de algo. Entonces, se ve desde otra cámara a los militares que formaban en el desfile romper filas y salir corriendo. Ahí acaba la retransmisión.

En medio de la confusión, el grupo opositor Movimiento Nacional Soldados de Franela se atribuyó el ataque a través de su cuenta de Twitter creada en marzo de 2014.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa denunció que tras este incidente periodistas y trabajadores que cubrieron la historia fueron detenidos por las fuerzas de seguridad e interrogados durante horas.

Los 7  fueron liberados, pero les confiscaron sus cámaras, denunció el sindicato de comunicadores. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: