Lula aumenta ventaja en las encuestas en Brasil

- 22 de agosto de 2018 - 19:22
Foto: AFP

Las encuestas de opinión se suceden y amplían la ventaja que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva obtendría si llegase a disputar las elecciones de octubre próximo en Brasil, mientras purga una condena de 12 años y un mes por supuesta corrupción.

La última, publicada este miércoles por Datafolha en base a 8.433 entrevistas, otorga al líder de la izquierda un 39% de intenciones de voto, frente a 30% en junio.

En segundo lugar llegaría el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro con 19% (17% en junio). Ninguno de los otros once candidatos superaría la barrera del 10% en los comicios del 7 de octubre.

En una segunda vuelta (el 28 de octubre), Lula, de 72 años, derrotaría a Bolsonaro por veinte puntos de ventaja (52% a 32%, con 14% de votos en blanco y nulos y 2% de indecisos); y por un margen aún mayor a cualquiera de sus otros eventuales adversarios.

Sin Lula, ganan los indecisos

En una elección sin Lula, el apoyo a Bolsonaro pasaría de 19% a 22%; seguido por la ecologista Marina Silva, con 16%. Y en una segunda vuelta entre ellos, la exministra de Medio Ambiente derrotaría al excapitán el Ejército por once puntos de ventaja (45% a 34%).

Pero sin el exmandatario, el número de personas que se declaran "sin candidato" pasaría de 14% a 28%, superando los sufragios obtenidos por cualquiera de los postulantes.

El propio compañero de fórmula de Lula, Fernando Haddad, que podría sustituirlo, obtendría solo 4%, según el sondeo, realizado el 20 y el 21 de agosto, con un margen de error de dos puntos porcentuales.

La transferencia de votos del expresidente (2003-2010) parece además difícil, dado que solo un 31% de los electores de Lula afirma que votaría por quien indique su líder, frente a un 48% que no acataría forzosamente una consigna.

El crecimiento de Lula ya fue registrado esta semana por otras dos encuestas (de MDA e Ibope, con 2.002 entrevistados), que atribuían al exlíder sindical un 37% de intenciones de voto.

Para José Augusto Guilhon Albuquerque, profesor emérito de Relaciones internacionales de la Universidad de Sao Paulo (USP), un sondeo es ante todo "un indicador de popularidad", y que si la de Lula resiste y crece, ello se debe a "una estrategia que busca mantenerlo como gran referencia a cualquier precio", comprometiendo las chances de "supervivencia del PT" y de victoria de la izquierda.

Por otra parte, "Lula domina el panorama político desde hace veinte años o más", lo cual hace que "cuando él no figura, la indecisión [del electorado] es muy grande". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: