Llamado a tranquilidad por brote de una bacteria en un hospital de la capital chilena

04 de noviembre de 2012 00:00

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, hizo un llamado ayer a la tranquilidad tras el brote de una bacteria que afectó a 15 pacientes y obligó a cerrar un piso en un hospital de la capital chilena.

El titular de Salud pidió "tranquilidad" entre las familias que tengan parientes internados en el Hospital San Borja Arriarán, cuyo sexto piso fue clausurado, el pasado jueves, que está situado a veinte manzanas del centro de Santiago.

Mañalich dijo que se han tomado las medidas necesarias para controlar el brote de la bacteria clostridium difficile y llamó a la calma a la ciudadanía al señalar que casos como este han "ocurrido varias veces en distintos hospitales". Explicó que constantemente se reciben reportes de este microbio en distintos sanatorios del país.

Contenido externo patrocinado