La evacuación de las zonas aledañas al río Misisipi continúa

09 de mayo de 2011 12:22

Cientos de personas han sido evacuadas de sus hogares en Memphis, en el estado de Tennessee (sureste de EE.UU.), a raíz de la crecida del río Misisipi, cuyo caudal puede alcanzar los 14,7 metros de altura hoy por la noche, según el Servicio de Meteorología de Estados Unidos.

Las autoridades de la zona han advertido a más de 1.300 residentes de la ciudad y áreas aledañas que abandonen sus viviendas y se estima que cerca de 3.000 propiedades podrían verse afectadas por las inundaciones.

El caudaloso río ha crecido paulatinamente los últimos días por las abundantes lluvias caídas semanas atrás en su cabecera a un ritmo cercano a los 30 centímetros diarios, situación que no pasaba desde la década de los treinta.

La crecida del Misisipi avanza inexorable a lo largo de los ocho estados que atraviesa, hasta desembocar en Nueva Orleans (Luisiana), ciudad situada 645 kilómetros de Memphis y donde el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ya se ha movilizado para limitar en lo posible el desastre.

Ivette Baldizon, de asuntos hispanos del condado Shelby, localizado en las afueras de Memphis, dijo a Efe que en al menos tres de cuatro refugios que han sido habilitados en el condado han llegado más de 250 hispanos, que vivían en tres urbanizaciones de casas rodantes afectadas por los desbordamientos del río.

El río Misisipi continuó hoy su desbordamiento en Memphis, en el estado de Tennessee (sureste de EE.UU.), donde la altura del agua alcanzó los niveles récord registrados en 1937 y ha provocado la evacuación de miles de personas.

El caudaloso río ha crecido progresivamente en los últimos días, fruto de las abundantes lluvias caídas la semana pasada en la cabecera del río, a un ritmo cercano a los 30 centímetros diarios y se prevé que supere la cota histórica con más de 14 metros el martes.

"Al Misisipi se le llama el río poderoso por alguna razón. Estas no son aguas para jugar", indicó Nations al diario The Commercial Appeal de Memphis.

Por el momento no se han reportado heridos ni fallecidos por este "desastre a cámara lenta", como lo han definido algunos, pero las aguas del Misisipi, inmortalizado en las novelas de Mark Twain, han alcanzado casas que se encuentran a más de 8 kilómetros del cauce habitual.

 

Te recomendamos

Las más leídas