La CIA será investigada por película sobre la captura de Bin Laden

05 de enero de 2013 - 00:00

El Senado estadounidense investigará si la Agencia Central de Inteligencia (CIA) recurrió a la tortura para localizar y asesinar a Osama Bin Laden en la localidad paquistaní de Abbottabad.

Pero la Cámara no ha tomado esta decisión de manera espontánea, sino después de conocer que en Zero Dark Thirty, la película producida por Katheryn Bigelow sobre la captura del líder de Al Qaeda, se incluyen escenas de waterboarding.

La iniciativa la tomaron tres senadores, entre quienes está la presidenta del Comité de Inteligencia, Dianne Feinstein, y han propuesto que se determine el uso de las denominadas “técnicas mejoradas de interrogatorio”, así como qué tipo de información obtuvo la CIA al recurrir a ellas para matar a Bin Laden en mayo de 2011.

La película Zero Dark Thirty, que se estrenará en la mayoría de salas estadounidenses el próximo 11 de enero y se encuentra en la carrera hacia los Oscar, comienza con una escena de tortura a unos detenidos, quienes han proporcionado informaciones esenciales sobre la localización del líder de la red Al Qaeda, que estaba escondido en una casa de Pakistán.

La investigación parlamentaria, de más de 6.000 páginas, concluyó que la tortura no había proporcionado elementos nuevos sobre el mensajero de Bin Laden, a través del que fue descubierto y luego asesinado por un comando estadounidense en una incursión en mayo de 2011.

Sin embargo, el director interino de la CIA, Michael Morrell, explicó en un correo interno en diciembre que, pese a que la película había exagerado el papel de la tortura, esta técnica había sido utilizada como fuente para llegar a Bin Laden.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: