La CAN pide cooperación de Venezuela para migración ordenada

- 31 de agosto de 2018 - 00:00
Las personas luchan por subirse al transporte público en un apagón en Caracas. Ayer se registró el segundo corte de energía que afectó al sector comercial.
Foto: AFP

Perú, Colombia y Ecuador se comprometen a respetar los derechos humanos de los migrantes venezolanos, pero solicitan al país vecino que facilite los documentos de identidad a sus ciudadanos. Caracas anuncia plan de retorno.

Ecuador, Colombia y Perú,  países de la Comunidad Andina (CAN) que reciben un masivo flujo de venezolanos, mantendrán su política de puertas abiertas a los ciudadanos de ese país. Pero exhortan al gobierno de Nicolás Maduro que facilite a sus ciudadanos los documentos de identidad para que haya un flujo migratorio más ordenado y seguro.

La CAN asumió este compromiso, mientras el gobierno de Maduro anunció la implementación de un plan de retorno para quienes huyen de la crisis económica de Venezuela, cuya moneda, el bolívar, se depreció ayer el 1,8% frente al dólar.

“Los Estados miembros de la CAN ratifican su compromiso de respeto de los derechos humanos de los migrantes, en especial de los ciudadanos venezolanos, en el marco de las convenciones internacionales, la normativa comunitaria y su normativa interna”, remarcó un comunicado emitido en Lima.

El pronunciamiento fue leído por el director general de la CAN, José Arróspide, al final de un encuentro extraordinario del Comité Andino de Autoridades de Migración, en el que participaron representantes de los tres países y de Bolivia, que no firmó el documento porque no es un país que reciba un flujo migratorio numeroso de venezolanos.

Los países señalaron que fortalecerán los mecanismos de control y asistencia en los pasos fronterizos y solicitarán al Gobierno de Venezuela que “facilite el otorgamiento de documentos de identidad, filiación y de viaje para sus nacionales migrantes”.

El viceministro de Movilidad Humana de Ecuador, Santiago Chávez, agregó, por su parte, que su país tiene una “Constitución garantista de derechos”, por lo que su gobierno ha actuado “con mucha responsabilidad” en este tema. “Este es un problema regional, no de un país”, comentó.

Igualmente, se hizo un llamado a coordinar la cooperación internacional, en particular con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (Acnur), para el financiamiento del traslado y reasentamiento de los migrantes en estados no comunitarios.

Más de 2,3 millones de venezolanos viven en el extranjero (7,5% de la población). Entre ellos, más de 1,6 millones salieron de su país desde 2015 ante el recrudecimiento de la crisis económica y política del país.

Sin embargo, el ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, afirmó que el tema de los venezolanos que emigran “ha sido usado de manera bárbara, criminal y xenófoba por gobiernos xenofóbicos y racistas” y calificó de “fake news” (noticia falsa) información que habla de una “crisis humanitaria”.

Prometiendo que un plan económico que arrancó el 20 de agosto salvará al país, Maduro invitó a los venezolanos a dejar el “esclavismo” y regresar. “Todos aquellos venezolanos que se fueron hacia otros lugares, y quieran volver a su patria, serán recibidos con amor y el compromiso de luchar por el país”.

Esto, a través del plan “Vuelta a la Patria”, una herramienta que proporcionará a la población venezolana que emigró regresar a su país, indicó sin más detalles. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: