Juicio a Donald Trump genera batalla en el Congreso

- 20 de diciembre de 2019 - 00:00
El presidente Donald Trump destacó la unidad del Partido Republicano en el Senado, donde cuenta con los votos suficientes para bloquear el juicio político para su destitución.
EFE

El líder republicano en el Senado respalda al presidente de Estados Unidos y cuestiona la actuación de los demócratas.

El magnate republicano Donald Trump vive su momento más bajo como presidente de Estados Unidos.   

La Cámara de Representantes lo acusó de abuso de poder y obstrucción del Congreso al aprobar el inicio de un juicio político para su destitución. Si bien es poco probable que el proceso prospere en el Senado, de mayoría republicana,  marcará de forma indeleble su mandato y sus perspectivas de reelección en 2020.

Dependerá en gran parte de cómo se desarrolle el procedimiento, en el que Trump no está obligado a comparecer, aunque tanto el presidente como los legisladores republicanos dejaron  claro que no tienen intención de colaborar porque lo consideran una estrategia partidista de los demócratas para expulsarle de la Casa Blanca.

“Los demócratas tratan de anular el voto de decenas de millones de americanos”, clamaba Trump en un mitin en Michigan, justo cuando la Cámara de Representantes aprobaba los cargos contra él.

En su cuenta de Twitter, su medio favorito para comunicarse con sus simpatizantes, dejó un mensaje fijado con un cartel en el que avisa: “En realidad no van a por mí, van a por ti. Yo solo estoy en medio”.            

Es un nuevo episodio de la negativa de Trump a reconocer la legitimidad de la investigación, explicó a RTVE la investigadora del Real Instituto Elcano, Carlota García Encinas.

“Niega la autoridad del Congreso para hacer un juicio político, cuando uno de sus deberes es la supervisión del presidente”, señaló García.

Por tercera vez en su historia, Estados Unidos vivirá un juicio político contra un presidente después de que la Cámara Baja aprobara el miércoles los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso contra el mandatario por presiones a Ucrania para que investigara a su rival, el exvicepresidente Joseph Biden.

Tras la resolución, la batalla política continúa en el Congreso, donde ayer hubo enfrentamientos entre los demócratas con mayoría en la Cámara de Representantes y los republicanos en el Senado.

“Seamos claros: el voto de ayer (miércoles) de la Cámara (Baja) no fue un juicio neutral. Fue el final predeterminado de una cruzada partidista”, remarcó el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, en una intervención.

McConnell lamentó que la “ira partidista” de los demócratas haya creado “un nuevo precedente tóxico que tendrá eco en el futuro”.

El procedimiento   en estos casos marca ahora que la demócrata Nancy Pelosi, como presidenta de la Cámara de Representantes, entregue los cargos contra Trump al Senado para que se inicie el juicio político que lleve a su absolución o condena y posterior destitución.

El último giro del guión, sin embargo, amenaza con postergar los tiempos para el inicio del proceso. Pelosi declaró que no tiene claro cuándo dará ese paso y alegó que los republicanos que controlan el Senado no ofrecen garantías de un juicio político justo para la oposición.

“Por el momento no hemos visto nada que nos parezca justo. Así que esperemos a que sea justo. Y cuando veamos que lo es, enviaremos a nuestros representantes”, dijo la líder demócrata sobre los republicanos en el Senado.

El representante de Carolina del Sur, Jim Clyburn,  uno de los demócratas de más alto rango de la Cámara de Representantes, dijo a CNN que retrasar los artículos era “necesario” porque McConnell “dejó claro que no será un juicio justo”.

“Hasta que podamos obtener algunas garantías del líder de la mayoría de que va a permitir que se lleve a cabo un juicio justo e imparcial, estaríamos locos si entramos sabiendo que estableció un tribunal de canguros”, indicó Clyburn. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP