Guatemala cuestionó el trato recibido de parte de Estados Unidos durante la pandemia

22 de mayo 08:14

El presidente de Guatemala Alejandro Giammattei cuestionó el trato que Guatemala ha recibido de parte de Estados Unidos durante la pandemia del coronavirus, al aumentar la molestia de las autoridades del país centroamericano luego de semanas de frustraciones porque el gobierno estadounidense no ha dejado de deportar migrantes guatemaltecos contagiados con coronavirus.

Eso de aliados con Estados Unidos no es cierto”, afirmó Giammattei durante un foro de análisis público sobre la pandemia. “Guatemala es aliado de Estados Unidos, pero Estados Unidos no es aliado de Guatemala. No nos tratan como un aliado”.

Hasta el jueves, 119 migrantes guatemaltecos han dado positivo al virus luego de ser examinados en Guatemala. Un funcionario del Ministerio de Salud, que pidió guardar el anonimato por no estar autorizado a declarar, dijo que tres migrantes más dieron positivo al virus el miércoles después de que el 13 de mayo arribaron en un vuelo con 65 pasajeros procedente de Alexandria, Luisiana.

Entendemos que Estados Unidos quiere deportar gente, pero lo que no entendemos es que nos manden los vuelos todos contaminados”, denunció el mandatario.

Giammattei es el primer presidente centroamericano en criticar abiertamente a Washington por su política de mantener la deportación de migrantes en medio de la pandemia.

Un portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas estadounidense confirmó esta semana que los 65 inmigrantes a bordo de ese vuelo habían sido evaluados antes de salir del país. Quince guatemaltecos más programados para estar en ese avión dieron positivo y fueron devueltos a los centros de detención, donde fueron aislados de otros detenidos.

La embajada estadounidense en el país centroamericano indicó en un comunicado que “Estados Unidos está orgulloso de apoyar al Gobierno de Guatemala y de la alianza entre ambos países en la lucha conjunta para detener la propagación de la covid-19”, al tiempo que enumeró una serie proyectos que realizan con el sector privado guatemalteco no relacionados con la pandemía.

Guatemala había solicitado a las autoridades migratorias estadounidenses que los migrantes deportados fueran examinados en su territorio, máximo 72 horas antes de abordar el vuelo, para saber si eran portadores del virus. Además, pidió que les dieran un certificado médico de que no estaban infectados.

Sin embargo, algunos exámenes se realizaron una semana antes y al llegar los migrantes a Guatemala resultaron portadores del virus.

El presidente explicó que la llegada de migrantes contagiados está sobrecargando al precario sistema de salud guatemalteco, lo que ha provocado “serios problemas” al país.

“Estados Unidos ha ayudado a otros países incluso con respiradores, y a nosotros no nos ha caído pero ni siquiera un maíz picado”, afirmó Giammatei. “No nos sentimos muy agradecidos por la forma en la que hemos sido tratados”.

Tras conocerse los contagios masivos en los vuelos, Guatemala ha suspendido la llegada de varios de estos, solicitando a las autoridades migratorias estadounidenses asegurarse de que los migrantes estén libres de la enfermedad. (I)