Hijo de Bolsonaro es investigado por movimientos financieros

- 21 de enero de 2019 - 20:27
Foto: EFE

La Fiscalía de Río de Janeiro informó este lunes que 27 diputados regionales, entre ellos Flavio Bolsonaro, el hijo mayor del presidente Jair Bolsonaro, son investigados tras aparecer citados en un informe que identifica movimientos financieros sospechosos.

En los últimos días, Flavio Bolsonaro ha señalado que está siendo investigado "desde mediados del año pasado" y ha denunciado que se levantó su secreto bancario "sin la debida autorización judicial" después de que su nombre fuera señalado por el Consejo de Control de Actividades Fiscales (Coaf) al detectar depósitos bancarios "sospechosos".

El fiscal general de Justicia de Río, Eduardo Gussem, sin embargo, desmintió hoy que se haya quebrado el sigilo de Flavio Bolsonaro, quien, al igual que los otros 26 diputados regionales, está siendo investigado en la esfera civil.

"Ninguno de ellos es oficialmente investigado (en el área criminal). Si hiciéramos un expediente diciendo que son directamente investigados seríamos acusados de una investigación temeraria, inconsecuente, que expone a la persona, por esa razón vamos recogiendo datos para saber si esa persona tiene vinculo con aquella situación", aclaró Gussem en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

Según un informe del Consejo de Control de Actividades Fiscales (Coaf), al que tuvo acceso TV Globo, las autoridades identificaron 48 depósitos de 2.000 reales cada (unos 530 dólares) realizados en un mes a una cuenta del vástago del mandatario.

Los depósitos, que suman 96.000 reales (25.440 dólares), fueron hechos en un cajero automático de la Asamblea del Estado de Río de Janeiro, donde Flavio Bolsonaro era diputado regional.

El hijo de Bolsonaro, que a partir de febrero ocupara un asiento en el Senado tras ser elegido en las elecciones legislativas de octubre, alegó el domingo en una entrevista a la televisión Record que los depósitos eran fruto de la venta de un inmueble.

Flavio Bolsonaro señaló que pagó un título bancario de la estatal Caixa Económica Federal por el valor de algo más de un millón de reales (270.000 dólares) - también señalado por el Coaf- referente a un apartamento que compró todavía en planta.

El legislador alegó que vendió el mismo inmueble poco después y depositó una parte del dinero en su cuenta de la Asamblea Legislativa, porque era el lugar donde trabajaba y el límite para cada depósito era de 2.000 reales.

"El hecho de movimientos financieros atípicos no significa en hipótesis alguna que sean ilícitos", resaltó el fiscal general de Justicia de Río. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: