EE.UU. anuncia la retirada de sus tropas de Siria

- 20 de diciembre de 2018 - 00:00

La medida eliminaría a la fuerza estadounidense de más de 2.000 soldados y pondría fin a la extensa campaña norteamericana en contra del Estado Islámico.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea retirar de Siria a los 2.000 soldados estadounidenses que luchan en ese país contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

De acuerdo con la cadena CNN, el propio Trump tomó la decisión de efectuar una retirada “completa” y “rápida” de las tropas de su país que lideran desde 2014 una coalición internacional contra el terrorismo yihadista. La guerra en el país se inició el 15 de marzo de 2011 y después de siete años la cifra de víctimas mortales es superior a 511.000. 

Después de que los medios estadounidenses informaran de la retirada de las tropas, Trump afirmó en Twitter que su “única razón” para permanecer en Siria era la derrota del EI o ISIS (su acrónimo árabe).

“Hemos derrotado al EI en Siria, la única razón para estar allí durante la presidencia de Trump”, subrayó el mandatario.

Al Asal no es prioridad
Durante la campaña para las elecciones de 2016, Trump abogó por disminuir la presencia militar de Estados Unidos en Oriente Medio; pero cuando llegó a la Casa Blanca, altos cargos del Pentágono lo convencieron para que mantuviera tropas estadounidenses en Siria con el fin de terminar con el EI.

Sin embargo, Trump insistió en que su prioridad en Siria es erradicar el grupo extremista y abandonó la idea de forzar una transición que fuerce la salida del presidente sirio, Bashar al Asad.

En sintonía con ese criterio, el enviado especial de Trump para Siria, James Jeffreye, dijo este lunes que Estados Unidos ya no pretende la caída de Bashar al Asad. “Queremos ver un régimen  diferente. No un cambio de régimen, no estamos intentando deshacernos de (el presidente Bashar) al Asad”.

El representante estadounidense subrayó también que Al Asad haría bien en no considerarse vencedor de la contienda, dado que aún permanecen 100.000 insurgentes armados en el país árabe.

Paralelamente, al EI solo le queda el 1% del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó un califato en Siria e Irak, según el Pentágono.

Pero las estimaciones varían en cuántos combatientes del EI quedan en Siria. En la ciudad de Hajin, último reducto del grupo terrorista, la coalición estimó que 2.000 combatientes del EI estaban presentes. Pero un informe general del inspector del Departamento de Defensa estimó que la cantidad de miembros en Siria e Irak era de 30.000.

Dominio desde Irak
Aunque retire sus tropas de Siria, Estados Unidos mantendría sus soldados en Irak, lo que le permitiría lanzar ataques en suelo sirio.

En las últimas semanas la lucha de la coalición, liderada por Estados Unidos, realizó  cientos de ofensivas aéreas y de artillería contra el EI en Siria. Algunos de esos ataques se lanzaron desde el vecino Irak, donde Estados Unidos tiene más de 5.000 soldados. Cientos de tropas estadounidenses también entrenaron a las fuerzas locales en At Tanf, en el sur de Siria, donde las fuerzas a favor del régimen apoyadas por Rusia tratan de expulsar la presencia estadounidense.

El portavoz del Pentágono, coronel Rob Manning, dijo a CNN que “en este momento, trabajamos a través de nuestros socios en la región”.

El general Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto, dijo este mes que Estados Unidos necesitaba capacitar a miles de combatientes locales para garantizar una derrota duradera del grupo terrorista.

Las fuerzas estadounidenses fueron dirigidas recientemente por el secretario de Defensa, James Mattis, para establecer puestos de observación a lo largo de la frontera entre Siria y Turquía como parte de un esfuerzo por disminuir las tensiones entre Turquía y los aliados kurdos de Estados Unidos en la lucha contra el EI.

Otro tema espinoso es la reconstrucción del país. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció que EE.UU. no financiará la reconstrucción de Siria mientras haya fuerzas iraníes en el país.

La Cancillería de Rusia, por su parte, aseguró recientemente que las sanciones de Estados Unidos contra empresas rusas que trabajan en Siria, demuestran claramente el deseo de Washington de impedir la reconstrucción de la nación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: