Estados Unidos acusa a Nicolás Maduro de narcoterrorismo

- 26 de marzo de 2020 - 13:32
Archivo/EFE

15 funcionarios del gobierno venezolano fueron señalados de tráfico de cocaína. Se ofrece recompensa por el presidente Maduro

La justicia estadounidense acusó este jueves 26 de marzo de 2020 al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de narcoterrorismo y conspiración para el tráfico de cocaína. El gobierno de ese país ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por el mandatario venezolano.

El fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, emitió cargos contra Maduro y otros 14 altos funcionarios del gobierno de Venezuela por delitos como corrupción, tráfico de drogas y narcoterrorismo.

Algunos nombres que figuran en la denuncia de Barr son el del ministro de Defensa, Vladimir Padrino, el jefe de la Corte Suprema de Justicia, Maikel Moreno, el vicepresidente Tarek El Aissami y el presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello. La lista la completan exministros y miembros de las Fuerzas Armadas.

Según la justicia norteamericana, desde Venezuela se enviaron  250 toneladas métricas de cocaína por vía aérea hacia Centroamérica para su posterior traslado a Estados Unidos. Sin embargo, por medios marítimos también se transportaría el estupefaciente hacia el caribe.

La inteligencia estadounidense reveló que en la frontera norte con Colombia, en el estado de Zulia, hay dos pistas de vuelo para avionetas de tráfico, mientras que un puerto en el golfo de Venezuela permite que embarcaciones lleven la droga por el mar.

“El régimen venezolano, liderado por Nicolás Maduro, se mantiene plagado de corrupción y crimen”, manifestó Barr, en conferencia de prensa. El fiscal agregó que Maduro colabora con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace 20 años para el tráfico de cocaína. En la actualidad seguirían con esas acciones para “enriquecer los niveles más altos de gobierno”.

La fiscal Ariana Fajardo también acusó a Maduro de lucrar con miles de millones de dólares del Estado en la última década. En Florida se han decomisado 450 millones de dólares provenientes de Venezuela, según la justicia de ese estado.

Estados Unidos recalcó que no permitirán que el gobierno del país sudamericano lave dinero en bancos estadounidenses. El Departamento de Estado estableció una recompensa para la captura de Maduro, mediante el Programa de Recompensas por Narcotráfico, de 15 millones de dólares. Por información que ayude a la detención del vicepresidente El Aissami se ofrecen 10 millones.

Maduro respondió a las acusaciones y se refirió a ellas  como una conspiración del gobierno de Donald Trump con Colombia para traer violencia a Venezuela. El expresidente boliviano, Evo Morales, también expresó rechazo por las denuncias estadounidenses en un momento de crisis sanitaria mundial. “Todos sabemos que lo que pretende es apropiarse del petróleo”, escribió el exmandatario, exiliado en México. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP