El sospechoso de la masacre en Florida es huérfano con entrenamiento militar

- 16 de febrero de 2018 - 00:00
El sospechoso Nikolas Cruz fue trasladado a la cárcel del condado de Broward en Ft. Lauderdale, Florida.
Foto: AFP

El perfil de Nikolas Cruz, presunto asesino de 17 personas en la secundaria Marjory Stoneman Douglas, lo retrata como un adolescente con problemas emocionales, alguien con pocos amigos y obsesionado con las armas de fuego.

A Nikolas Cruz, de 19 años, le gustaba publicar en redes sociales fotografías suyas con armas de fuego, cuchillos y mientras mataba animales, relatan excompañeros y autoridades de Florida.

La conducta problemática del joven huérfano sale a la luz luego de ser señalado como el posible autor de la matanza del miércoles en el colegio de Marjory Stoneman Douglas.

Desde ayer, Cruz tiene 17 cargos de asesinato premeditado, uno por cada muerto en el tiroteo que se produjo a las 14:00, cuando terminaba la jornada escolar.

Hace un año, Cruz fue expulsado de esta secundaria  por golpear a la nueva pareja de su exnovia. Para sus maestros, la conducta del joven era amenazadora.

Jim Gard, profesor de matemáticas en una entrevista con el diario Miami Herald, indicó que la escuela envió un email con una advertencia a los docentes para que no permitan la entrada de Cruz con mochila en el campus. No obstante, el superintendente del distrito escolar, Robert Runcie, anunció  que no tenía conocimiento de ninguna amenaza.

Las autoridades del Marjory Stoneman Douglas  agregaron que tras su expulsión Cruz asistía a otro colegio en el condado de Broward.

Tratamiento psicológico
Nikolas y su hermano fueron adoptados cuando eran pequeños por Lynda y Roger Cruz, de Long Island, New York, pero ambos fueron criados en Florida.

Roger Cruz murió hace más de 10 años y Lynda, quien también falleció el año pasado, pasó dificultades con los niños, explica Bárbara Kumbatovich, excuñada. “Ella hizo lo mejor que pudo. Eran adoptados y tenían algunos problemas emocionales”.

Según Kumbatovich, Nikolas tomaba medicinas para lidiar con su fragilidad. Su madre siempre estaba atenta, pero su muerte cambió todo.

De acuerdo con el alcalde del condado de Broward, Beam Furr, el tirador recibió tratamiento en una clínica de salud mental durante un tiempo, pero no había vuelto al centro en más de un año.

“No es como si no hubiera preocupaciones por él... En este caso, no encontramos una forma de conectar con este chico”, justifica Furr.

Dakota Mutchler, examiga de Cruz, señaló que cortaron lazos luego de que él agredió a una compañera. La chica indica que tras su salida del colegio nunca más lo vio.

El psicólogo Héctor Navarrete detalló al diario EL TELÉGRAFO que no existe causales únicas para determinar que desató un trastorno de esta magnitud.

“Es un conjunto de cosas que hace que las personas en algún momento explota. Pero esto se determina con una evaluación a su familia biológica y adoptiva”.

Cruz también recibió entrenamiento militar, según confirmó el Pentágono.

Una de sus antiguas compañeras, Jillian Davis, de 19 años, dijo que convivió con él en el Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva Junior. Ella lo recuerda como un joven callado y tímido que cambia de personalidad cuando se enfada.

El FBI recibió la alerta
Ben Bennight, el videoblogger de YouTube de 36 años, de Mississippi, mencionó en la cadena CNN que tras ver una publicación de Cruz él alertó en septiembre al FBI sobre un posible ataque, pero nunca recibió respuesta.

“Voy a ser un atacante de escuela profesional”, decía el comentario de un usuario con el nombre Nikolas Cruz.

De acuerdo con Jim Lewis, abogado del joven, después de la muerte de su madre Cruz se fue a vivir con un amigo en Broward, cuya familia lo recibió bien. Trabajaba en una tienda de a dólar y asistía a una escuela para adolescentes con riesgo.

Cruz tenía un AR-15, pero  esta familia le pidió que lo mantuviera guardado en un mueble. Según Lewis, el miércoles Cruz no fue a la escuela y dio por razón que se celebraba San Valentín.  

El joven adquirió el rifle AR-15 en febrero de 2017 luego de que el propietario de la armería del condado de Broward verificara que no tenía antecedentes penales en una base de datos del FBI.

“Los AR-15 están diseñados para matar a varios combatientes enemigos a la vez”, explica Frank Smyth, experto en armas, que entrena a periodistas de guerra. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: