El FMI pide a España subir impuestos y recortar salarios

16 de junio de 2012 - 00:00

Madrid/Bruselas.-

Mientras crecían los rumores sobre un posible segundo rescate de la banca española, el Fondo Monetario Internacional pidió ayer al Gobierno español que suba ya el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en lugar de esperar a 2013 y apruebe lo antes posible un recorte en el sueldo de los funcionarios públicos para reducir el déficit.

De otro modo, advirtió, España sobrepasará "significativamente los objetivos" marcados en su plan de estabilidad y que el Ejecutivo se ha comprometido a cumplir.

El Fondo reconoce, en el informe de revisión anual del llamado Artículo IV, el impacto positivo de las reformas iniciadas por el Gobierno español, pero recuerda que “la confianza de los mercados sigue débil y las perspectivas son muy difíciles”, para lo que recomienda “una visión clara a mediano plazo”.

El organismo califica de “muy ambicioso” el objetivo de reducción de déficit marcado  —al pasar del 8,9% en 2011 al 5,3% a final de año y, por ahora, volver a bajarlo al 3% en 2013—  por eso cree que será difícil de alcanzarlo, sobre todo porque los ingresos serán más débiles de lo esperado y no se puede fiar el ajuste solo a recortes de gasto que tardan en tener efecto.

Ante esto, el FMI urge al Ejecutivo, entre otras medidas, que recorte los sueldos de los empleados públicos y aumente el IVA del 18% al 20% ó 22%; ya en 2010 se elevó del 16% al 18%. También recomienda una subida de impuestos especiales de forma temporal para compensar la incertidumbre en torno a las reducciones de gasto previstas, al mismo tiempo que pide al Gobierno que acelere las privatizaciones.

Sin embargo, analistas del Servicio de Estudios del BBVA, pronostican que una subida de IVA y más impuestos tendrá efectos negativos sobre el empleo, ya que estas medidas implican menos actividad económica y menos consumo, lo que agravará el problema del país. España tiene actualmente el desempleo más elevado de los países industrializados, con 24,44% de la población activa.

En tanto, el nerviosismo en los mercados llevaron a especular sobre  que sería insuficiente el préstamo de 100.000 millones de euros que la Unión Europea se ha comprometido a dar al gobierno español para sanear los bancos en quiebra.  

La prima de riesgo llegó ayer a los 554 puntos, mientras la deuda española a 10 años rozó el 7% (6,967%) y dejó al sistema financiero al borde del colapso. Cuando los bonos de otros países como Grecia o Portugal superaron esas tasas, debieron ser rescatados por la Unión Europea y el FMI.

“El riesgo consiste en que si este plan no permite hacer bajar la prima de riesgo y la financiación del Estado español continúa en intereses del 6,5-7%, no será soportable y necesariamente habrá que hacer algo más por España", explica Jesús Castillo, especialista de la administradora de fondos Natixis.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP