EEUU propone norma para regular contaminación de futuras plantas eléctricas

27 de marzo de 2012 - 16:17

El Gobierno estadounidense presentó hoy por primera vez una propuesta para regular los niveles de contaminación de las plantas eléctricas que se construyan en el futuro, que ha generado la oposición de los republicanos.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha propuesto un límite 1.000 libras (0,45 toneladas) de dióxido de carbono por megavatio de electricidad producido, que obligará a las compañías a estar preparadas con tecnología especial de captura de carbono.

En la actualidad, no existe un límite igual en todo el país sobre la cantidad de contaminación de carbono permitido a las nuevas plantas térmicas.

La media de emisión de una planta de gas natural en EE.UU. está entre 800 libras (0,363 toneladas) y 850 libras (0,385 toneladas) por megavatio, según indica el diario Washington Post, que señala que una planta eléctrica de carbón emite de media unas 1.768 libras (0,802 toneladas) de dióxido de carbono por megavatio.

"Hoy damos un paso en la toma de medidas para reducir la contaminación en nuestro aire, proteger el planeta para nuestros hijos y avanzar hacia una nueva era de la energía estadounidense", dijo la directora de la EPA, Lisa Jackson.

La EPA determinó en 2009 que la contaminación de gases de invernadero amenazan la salud de los estadounidenses y el bienestar al provocar cambios en el clima que pueden tener una serie de efectos negativos sobre la salud humana y el medio ambiente.

Jackson señaló que esta propuesta refleja la tendencia actual en el sector de la energía para construir plantas más eficientes con tecnologías fabricadas en el propio país, "un desafío que no podemos dejar a nuestros hijos o nietos".

La norma no afectará a las plantas que operan actualmente, ni a las plantas ya autorizadas o que se esperan que se construyan en los próximos 12 meses.

El Partido Republicano se ha opuesto a esta media porque considera que acabará con la industria del carbón en Estados Unidos, según expresaron varios de sus miembros en un comunicado.

"Esta norma forma parte del agresivo plan del gobierno de Obama para cambiar las fuentes energéticas de Estados Unidos y eliminar el carbón como fuente económica y fiable para generar electricidad", señaló el representante de Michigan Fred Upton.

Por su parte, el presidente del subcomité de energía de la Cámara de los Representantes, Ed Whtifield, se mostró "gravemente preocupado por el impacto que esta propuesta de regulación puede tener en el empleo y la economía".

Organizaciones en defensa del medio ambiente, como el Sierra Club y el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC), celebraron la medida y recordaron que la contaminación de carbono es el mayor contribuyente al cambio climático y genera emisiones tóxicas que causan enfermedades como el asma. EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: