EE.UU. y Reino Unido evalúan crear zona de amortiguación entre Siria y Turquía

08 de octubre de 2014 - 11:33
La coalición continuaba los bombardeos en Kobane para frenar el avance de los yihadistas. Foto: AFP

Estados Unidos y Reino Unido están dispuestos a "evaluar" la idea de crear una zona de amortiguación entre Siria y Turquía para proteger a los desplazados por el conflicto en esa frontera, indicaron este miércoles el secretario de estado estadounidense, John Kerry, y su par británico, Philip Hammond.

"Vale la pena evaluarlo", dijo Kerry en una rueda de prensa con Hammond, quien agregó que "no la excluiría", al referirse a una zona de amortiguación, cuya creación defiende desde hace tiempo Ankara y fue apoyada el miércoles por el presidente francés, Francois Hollande.

Hammond afirmó que su Gobierno quiere "explorar con otros aliados lo que significaría esa zona neutral", pero es algo que "no se descarta por ahora".

Continúan bombardeos en Kobane; tensión en Turquía

Aviones de la coalición volvieron a atacar hoy en apoyo de las fuerzas kurdas que tratan de frenar el avance de los yihadistas en la ciudad kurdosiria de Kobane, una batalla que enciende la vecina Turquía.

Al menos 18 personas murieron en el sureste de Turquía en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes kurdos que denunciaban la pasividad de Ankara ante los yihadistas.

Por primera vez en los últimos 20 años, las autoridades de Ankara decidieron imponer, para intentar volver a la calma, un estricto toque de queda en seis provincias del país donde los kurdos son mayoría.  

Los yihadistas entraron en la noche del lunes en esta ciudad fronteriza con Turquía, después de cerca de tres semanas de sitio, y combaten calle a calle a las unidades de protección del pueblo kurdo (YPG), a las que superan en número y armamento.

Pero los bombardeos no bastaron para impedir que los yihadistas lanzaran una nueva ofensiva el miércoles de mañana en el este de la ciudad.

"Violentos combates se están produciendo después de que el EI atacara para retomar zonas que había perdido", indicó el director del Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Según su ONG, al menos 412 personas murieron en los combates, pero el balance podría ser más alto.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: