Trump plantea el envío de tropas a la frontera para frenar a los inmigrantes

- 26 de octubre de 2018 - 00:00
La caravana de migrantes hondureños se dirige al Estado de Chiapas en México, para avanzar hacia EE.UU.
Foto: EFE

Una ley aprobada en 1878 prohíbe el uso de las fuerzas armadas para responsabilidades civiles dentro del territorio estadounidense. Analistas opinan que el presidente esgrime la amenaza de seguridad ante los comicios legislativos.

Ante la avanzada de la caravana de inmigrantes centroamericanos, que comenzó en Honduras, la administración de Donald Trump anunció que desplegará tropas adicionales para reforzar las operaciones de seguridad en la frontera estadounidense.

De acuerdo con tres fuentes citadas por el diario The Washington Post, esta medida es una respuesta directa a dicha caravana, que en este momento avanza a pie por México y la conforman 7.000 personas, entre ellas 2.400 menores, según datos locales.

Pero un impedimento a utilizar las tropas en la frontera es la ley estadounidense. La Ley de Posse Comitatus Act,  aprobada en 1878 prohíbe el uso de las fuerzas armadas para responsabilidades civiles de aplicación de la ley, a menos que haya autorización del Congreso o vía las previsiones de la Constitución.

Un funcionario de Estados Unidos dijo, en anonimato, que por esta ley el nuevo refuerzo  será igual al que activan cuando tienen la alerta por huracanes.

Sin embargo, los  analistas estadounidenses indican que la repuesta de Trump a la caravana, estimada en miles de dólares, sirve para avivar los temores de amenazas a la seguridad.

Estos días, Trump ha culpado directamente al partido opositor, los demócratas, de ser los responsables de la masiva inmigración y utiliza este discurso para obtener votos a favor de los candidatos del partido Republicano. Las elecciones legislativas serán el 6 de noviembre de 2018.

Soldados y Derechos Humanos
Según las fuentes en The Washington Post, el plan del presidente republicano requiere a 800 soldados. Estos serían de fuerzas en servicio activo del Ejército y la Fuerza Aérea.

Los nuevos refuerzos, según la CNN, se agregarían a las  2.100 tropas de la Guardia Nacional que ya participan en las operaciones fronterizas. Cerca de 1.600 de esos miembros del servicio están en “sectores fronterizos” y otros en unidades de la sede, especifican los funcionarios.

No obstante, ante los obstáculos de la Ley Posse Comitatus Act, ayer Trump, en un tuit, volvió a pedir cambios en las leyes de inmigración de Estados Unidos y dijo que “no nos dificulten detener a la gente en la frontera”. El presidente agregó que está “alistando al Ejército para esta Emergencia Nacional”. ¡Serán detenidos!.

El refuerzo del servicio de control genera preocupación entre los grupos de derechos humanos, dado que los migrantes en la caravana, que se originó en Honduras, están compuestos principalmente por familias, incluidos niños.

Los funcionarios norteamericanos anunciaron que no se espera que las fuerzas incluyan “activadores de gatillo” (como suelen usar) y que en su lugar contemplen ingenieros para construir nuevas barreras de tránsito, apoyo de aviación, médicos y abogados para brindar representación legal. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: