Dilma Rousseff vuelve a la política como candidata a senadora

- 04 de julio de 2018 - 00:00
La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, saluda a simpatizantes durante un mitin en Sao Paulo.
Foto: Archivo / El Telégrafo

La expresidenta brasileña, Dilma Rousseff, destituida en un juicio político en 2016, se registró como precandidata al Senado de Brasil por el estado de Minas Gerais, en el marco de la estrategia del opositor Partido de los Trabajadores para respaldar la candidatura presidencial del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y favorito en las encuestas.

Así como otro expresidente que renunció, Fernando Collor de Mello, Rousseff buscará suerte en el Senado.

Es que cuando fue destituida en juicio político por violar la ley de responsabilidad fiscal, el Senado no le quitó los derechos políticos, lo que sí ocurrió con Collor de Mello cuando renunció al cargo en 1992 en medio de un proceso por corrupción.

“Pensé que no me presentaría a elecciones, pero viendo este escenario de manipulación y derechos comprometidos que terminaron en la condena contra Lula, no me voy a escapar de luchar desde el punto de vista electoral”, dijo Rousseff luego de una reunión con los dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT).

Rousseff partió como favorita en las encuestas del Senado contra Aécio Neves, el senador y su rival en las presidenciales de 2014, del Partido de la Social Democracia Brasileña, aliado desde 2016 del presidente Michel Temer.

Neves y Temer, socios en apoyar la caída parlamentaria de Rousseff en 2015, son acusados por la fiscalía general de corrupción por, supuestamente, recibir sobornos del frigorífico JBS.

La expresidenta vivió en Minas Gerais, su estado natal, hasta 1970, cuando fue presa política durante tres años de la dictadura, a la que enfrentaba en organizaciones revolucionarias de izquierda.

El anuncio de Rousseff ocurre cuando hay en el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de Brasil, una grieta doctrinaria frente al caso de Lula, preso desde el 7 de abril pasado tras ser condenado en dos instancias por corrupción y lavado de dinero en la Operación Lava Jato.

Pese a ello la dirigencia del Partido de los Trabajadores insiste en postular a Lula a las presidenciales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: