Cuba dispuesta a dialogar con EE.UU. como iguales

27 de julio de 2012 00:00

La Habana.-

El presidente de Cuba, Raúl Castro, instó ayer a Estados Unidos a dialogar de todos los temas, incluidos asuntos como libertad de prensa y derechos humanos, pero en igualdad de condiciones.

“El día que quieran la mesa está servida. Ya se le ha dicho por los canales diplomáticos corrientes. Si quieren discutir, discutiremos”, afirmó Castro en un acto público celebrado en la provincia oriental de Guantánamo por el “Día de la Rebeldía Nacional”.

Sin embargo, el mandatario cubano puntualizó que debe ser un diálogo en igualdad de condiciones porque “la isla no es ni colonia ni un país sometido”.

El “Día de la Rebeldía Nacional” se celebra cada 26 de julio y conmemora el fallido asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, liderado por Fidel Castro en 1953, su primera acción armada contra el dictador Fulgencio Batista y considerada como el inicio de la revolución que al final triunfó en enero de 1959.

Durante el acto, Castro también denunció a los “grupúsculos” que amparados por Washington intentan crear en Cuba las bases “para que un día aquí suceda lo de Libia o lo que pretenden hacer con Siria”, y añadió que si Estados Unidos quiere “confrontación” con la isla “que sea solo en pelota (béisbol) o en cualquier tipo de deportes”.

El vicepresidente primero de Cuba, José Ramón Machado Ventura, también denunció que Estados Unidos viola el derecho internacional por mantener una base en Guantánamo (extremo este de la isla).

Machado subrayó que Cuba no renunciará a recuperar el territorio que se encuentra la base norteamericana, ocupado en virtud de un acuerdo que ambos países firmaron en 1903 después de que la isla se independizara de España.

Por su parte, Washington exigió el miércoles una investigación “a fondo y transparente” de la muerte del disidente Oswaldo Payá, quien falleció en un choque contra un árbol en una ruta cerca de Bayamo (744 km al sureste de La Habana), según la versión oficial, pero sus hijos afirman que el auto fue sacado de la ruta por otro vehículo.

En cuanto a política interna, Castro afirmó que no habrá aumentos salariales en el país mientras no se avance en la producción, principalmente de alimentos.

El salario medio en Cuba se sitúa en unos 450 pesos cubanos al mes (unos 18 dólares), aunque el gobierno matiza esta baja cifra con el argumento de que servicios básicos como la salud y la educación son gratuitos y que otros muchos tienen precios subsidiados.

Contenido externo patrocinado