La competencia por la nominación demócrata se traslada a Nevada

- 19 de febrero de 2020 - 20:36

Mike Bloomberg se une al escenario, Bernie Sanders salta al primer puesto y otros luchan por mantenerse a flote en lo que se perfila como un enfrentamiento animado en Las Vegas.

Seis candidatos demócratas se reúnen este miércoles en Nevada en el noveno debate de la campaña para elegir al candidato presidencial del partido que se opondrá al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, en las elecciones generales de noviembre próximo.

El senador por Vermont, Bernie Sanders, y el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg ingresan al debate después de fuertes actuaciones en Iowa y New Hampshire, los dos primeros estados en hacer sus elecciones en las contiendas para la nominación presidencial.

La senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, busca aumentar el impulso de un sorpresivo tercer puesto en New Hampshire hacia el debate y las asambleas partidarias del sábado en Nevada.

Entre los candidatos para quienes los debates y las votaciones del sábado son una oportunidad de abrirse paso y recuperar el apoyo que los convirtió en fuertes contendientes en encuestas nacionales anteriores se encuentran el exvicepresidente Joe Biden y la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren.

En el escenario, por primera vez, estará el exalcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, una adición tardía a la campaña cuyo nombre ni siquiera está en la boleta electoral en Nevada, pero que ha aumentado en las encuestas nacionales en las últimas semanas mientras gasta cientos de millones de dólares de su propio dinero en su campaña.

Christian Lundberg, profesor asociado de la Universidad de Carolina del Norte, dijo a VOA que cree que Sanders intentará posicionarse como el líder en la votación anticipada, con Biden y Warren "haciendo control de daños".

En el caso de Bloomberg, espera que se presente como el candidato más elegible y la mejor opción para enfrentarse a Trump.

"La dinámica en la que Bloomberg es realmente interesante es que les da a todos los candidatos existentes una oportunidad realmente agradable para un ataque que los ayuda a construir una copia de seguridad de sus credenciales progresivas", dijo Lundberg.

Las encuestas de opinión pública en Nevada muestran a Sanders como el líder claro, pero después de eso la campaña es menos clara con encuestas que muestran diferentes niveles de apoyo para Warren, Biden, Klobuchar y Buttigieg.

Una encuesta de NBC News / Wall Street Journal publicada el martes muestra a Sanders con un 27% de apoyo, seguido de Biden con un 15%, Warren con un 14%, el multimillonario Bloomberg también con 14%, Buttigieg con 13% y Klobuchar con un 7%.

Los candidatos buscan apelar a una composición demográfica diferente esta vez después de competir en dos estados abrumadoramente blancos.

La población de Nevada es aproximadamente 29 % hispana, 10 % afroamericana y 10 % asiática.

El profesor de ciencias políticas de la Universidad de Nevada, Las Vegas, Dan Lee, dijo al servicio ruso de la VOA que el grupo de Nevada es posiblemente la primera prueba de cuán viables son realmente los candidatos.

"Entonces, por ejemplo, Buttigieg se desempeñó bastante bien en New Hampshire y en Iowa, pero ¿eso se traduce en el apoyo demócrata central? Mucho del apoyo central son los afroamericanos y ahora en mayor medida los votantes latinos", dijo Lee.

“Entonces, cómo se desempeñe en Nevada va a ser muy útil para decir exactamente qué tan viable es realmente”, añadió.

Los demócratas volverán a competir este mes en Carolina del Sur, antes de que el concurso realmente se expanda el 3 de marzo con votaciones en 14 estados, incluidos los grandes premios de California y Texas.

A continuación, un vistazo a lo que está en juego para los candidatos:

Bernie Sanders
El senador por Vermont ha subido en los sondeos a nivel nacional y en Nevada tras su sólido desempeño en los dos primeros estados. Autodescrito como demócrata socialista, ha rechazado los ataques que sitúan sus puntos de vista como demasiado a la izquierda para llegar a la Casa Blanca y volverá a ser el blanco de sus rivales en su intento por consolidar su posición de liderazgo.

Sanders encabeza los sondeos entre el gran bloque de votantes latinos del estado, pero su mayor desafío será lograr seguidores más allá de los convencidos e ilustrar los ataques de sus rivales como señal de su creciente desesperación.

Michael Bloomberg
Aunque se está saltando los cuatro primeros estados, Bloomberg está siendo blanco de más críticas a medida que mejoran sus números en los sondeos y se acerca su entrada en la carrera en el Supermartes, cuando votarán 14 estados.

Ha dicho que está listo para enfrentar a rivales como Joe Biden, de quien Bloomberg dijo que pronunció “discursos que alguien le escribió” cuando era vicepresidente. No obstante, se enfrentará a cuestionamientos por su apoyo pasado a políticas criticadas como racialmente discriminatorias.

Joe Biden
El exvicepresidente luchará por su sobrevivencia en Nevada tras el duro quinto puesto que cosechó en New Hampshire. Aunque el otrora favorito fue el objetivo en los debates previos, esta vez tendrá un papel secundario, algo que podría beneficiarle y darle libertad para pasar al ataque.

Biden espera tener un buen resultado en Nevada que le permita llegar vivo a Carolina del Sur, donde su fortaleza entre los votantes negros podría reactivar sus esperanzas antes del Supermartes del 3 de marzo y más allá. Pero lo cierto es que se le están acabando las oportunidades.

Pete Buttigieg
Tras su buen desempeño en Iowa y New Hampshire -estados predominantemente blancos-, Buttigieg enfrentará el mayor reto de su candidatura, al tener que ampliar su base a votantes afroamericanos e hispanos. Esta tarea comenzará en Nevada, donde un tercio del electorado en 2016 era negro o latino.

Buttigieg sufrió duras andanadas en el último debate por su falta de experiencia política, lo que podría restarle algo del impulso logrado en Iowa. Para el exalcalde de South Bend, el pulso para seguir en cabeza podría comenzar en este debate.


Amy Klobuchar
Tras casi un año enterrada dentro del paquete de aspirantes demócratas, la senadora por Minnesota se benefició de un sólido debate en New Hampshire para trepar hasta la tercera posición y obtener relevancia. Presumió de su historial de victorias en estados bisagra y en zonas conservadoras, pero su desempeño elevará las expectativas mientras busca separarse de un abarrotado grupo de moderados.

El debate le dará la oportunidad de presentase ante los votantes con una nueva mirada y de enmarcar su candidatura como una respuesta a la desesperada búsqueda de los demócratas de un candidato que pueda recuperar a los votantes del norte del Medio Oeste que desertaron del partido en 2016.

Elizabeth Warren
La senadora liberal por Massachusetts ha quedado muy por debajo de su aliado Sanders en la búsqueda de apoyos en el ala progresista, lo que le obliga a tener un buen resultado en Nevada.

Warren deberá ser mucho más agresiva el miércoles para recuperar terreno tras su decepcionante cuarta plaza en las primarias. Podría buscar destacarse posicionándose como una unificadora del partido, un puente entre la izquierda dura de Sanders y los moderados, pero otro mal desempeño podría dejar a su campaña con respiración asistida.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP