Brasileños echan a venezolanos de refugio tras pelea que terminó con dos muertos en el norte de Brasil

- 20 de marzo de 2018 - 18:35

La tensión entre brasileños e inmigrantes venezolanos subió en las últimas 24 horas en Roraima, en el extremo norte de Brasil.

Brasileños enfurecidos expulsaron a inmigrantes venezolanos de una escuela abandonada adonde estaban refugiados, en el estado amazónico de Roraima, que es limítrofe con el sur de Venezuela.

El motivo fue que un brasileño murió al involucrarse en una pelea de bar entre venezolanos en Mucajaí, a 50 kilómetros de Boa Vista, capital de Roraima. La muerte de un venezolano en la pelea entre inmigrantes fue reportada también por la prensa local.

El caso se conoció horas antes del encuentro que tuvieron en Brasilia el presidente Michel Temer y el colombiano Juan Manuel Santos.

Temer, cuyo país comandó la suspensión de Venezuela del Mercosur en julio pasado, dijo que que la salida de venezolanos hacia países vecinos "perturba a América Latina".

En Roraima, estado que hace frontera con Venezuela y Guayana, se declaró el estado de emergencia a raíz de que los servicios públicos colapsaron con la llegada de los venezolanos, muchos de ellos de a pie.

En los últimos meses unos 40.000 venezolanos llegaron a Roraima, el equivalente al 10% de la población local. La muerte de un brasileño el domingo por la noche en una pelea en un bar con dos venezolanos encendió la mecha del odio de los locales frente a los forasteros.

La muerte del brasileño Eulis Marinho de Souza, de 49 años, -ocurrida tmabién con la de un venezolano no identificado- levantó la ira de unos 300 pobladores de la pacata Mucajaí.

La turba de brasileños irrumpió, como venganza, en una escuela abandonada y expulsó a los 50 inmigrantes que vivían allí adentro.

A la cadena Globo, el vecino Paulo Carvalho minimizó el episodio y dijo que los atacantes "apenas" prendieron fuego la ropa que djearon en su huida los venezolanos.

"No los aguantamos más porque hay muchos robos en esta ciudad que es tranquila", dijo el pastor evangelista Juan Bautista, acusando a los venezolanos por la criminalidad.

Muchos venezolanos están siendo llevados a otras ciudades de Brasil a pedido de las autoridades de Roraima, luego de ser registrados por la Policía Federal.

La protesta de los brasileños se hizo sentir también porque cortaron el tránsito en la ruta BR 174 que conecta Roraima con la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas.

"Los venezolanos provocan peleas y vandalismo, andan armados con facones. Nadie se hace cargo de ellos", dijo Jonas Veira, uno de los manifestantes.

Del lado de los venezolanos, la situacón es de temor a ser linchados. Hay familias enteras, con niños. "Yo trabajo, no soy criminal, esto es muy triste y la gente tiene miedo de volver a la escuela que nos servía de refugio", dijo el venezolano Juan Mariño a la televisión de Brasil. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: