Marcha por la unidad de España copa Barcelona

- 13 de octubre de 2018 - 00:00
La gente ondea banderas por la unidad del país, durante una manifestación en el centro de Barcelona con motivo del Día Nacional de España.
Foto: AFP

Una multitud celebró el Día de la Hispanidad. El frente independentista se fractura en el Congreso a un año del referéndum sobre la secesión de Cataluña.

Miles de catalanes se manifestaron este viernes 12 de octubre en el centro de Barcelona para celebrar el día nacional de España y en favor de la unidad del país.

Entre vivas a España y al rey Felipe VI, 65.000 manifestantes según la policía municipal, 300.000 según los organizadores, marcharon por el paseo de Gracia de Barcelona hasta la céntrica plaza Catalunya, que se convirtió en un mar de banderas españolas.

“Más que reivindicar nuestro sentimiento español, venimos para reclamar la unidad. La unidad de España y de la sociedad catalana que cada vez está más dividida”, afirmó Cristian Rodríguez, un estudiante de 21 años.

Pasivos durante los inicios del auge independentista, los partidarios de seguir en España se movilizaron hace un año después de que el gobierno regional de Carles Puigdemont organizara un referéndum sobre la secesión y el Parlamento regional proclamara una efímera república.

El gobierno central destituyó a Puigdemont y tomó el control de la región y la justicia acusó de rebelión a la cúpula independentista que se encuentra exiliada o en prisión esperando el inicio del juicio, previsto para 2019.

“Pido a los jueces que tomen decisiones pronto que no se amedrenten”, reclamó desde la tarima de discursos Javier Megino, vicepresidente de la entidad organizadora “España y Catalanes”.

Tras la proclamación de independencia, Puigdemont se marchó a Bélgica y cedió el relevo a un separatista de corte radical, Quim Torra, cuyo gobierno está dividido entre partidarios de mantener la desobediencia y los de dialogar con el nuevo gobierno español de Pedro Sánchez.

Además, el frente independentista se fracturó esta semana por las estrategias divergentes de sus diferentes facciones. El martes perdieron la mayoría en el Parlamento regional que disponían desde septiembre de 2015 por el desacuerdo sobre cómo afrontar la suspensión judicial de seis diputados, acusados de rebelión por el intento de secesión.

El socialista llegó al poder en junio pasado luego de que el gobierno de Mariano Rajoy fue destituido por una moción de censura respaldada por los partidos de extrema izquierda y los independentistas.  

Sánchez, que prometió un acercamiento a Cataluña, también fue foco de las críticas en la manifestación de este viernes 12 de octubre en Barcelona, donde se pidió su dimisión por gobernar con apoyo de los partidos independentistas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: