La ayuda rusa no llega a hospitales de Venezuela

- 06 de marzo de 2019 - 00:00
El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, saluda con simpatizantes a su llegada a la sede del Colegio de Ingenieros, en Caracas, donde se reunió con representantes de la administración pública.
Foto: EFE

Nicolás Maduro anunció que el 20 de febrero recibiría 300 toneladas de insumos médicos de emergencia. En las casas de salud dicen que no han recibido los elementos.

El 19 de febrero, cuatro días antes del intento de la oposición venezolana de introducir el cargamento de ayuda humanitaria donado por Estados Unidos, Nicolás Maduro hizo su propia jugada.

Anunció la llegada, al día siguiente, de 300 toneladas de asistencia provenientes de Rusia. Lo dijo luego de asegurar en televisión: “No somos mendigos de nadie”.

El régimen afirmó que la primera entrega, de la carga de 300 toneladas, se haría a través de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

Posteriormente, Maduro anunció que también había aceptado el ofrecimiento de ingresar ayuda “a través de la ONU” de otros países como China y Cuba.

Dentro de estos cargamentos el Mandatario señaló la existencia de “medicinas de alto costo”.

Sin embargo, de acuerdo con medios venezolanos independientes, la presidenta del Colegio de Enfermeros del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, aseguró una semana después del primer anuncio que los insumos traídos desde Rusia no habían llegado aún a los hospitales anunciados por el régimen chavista.

“Fuimos objeto de mentiras por parte del gobierno que hoy usurpa Nicolás Maduro. ¿Dónde están los medicamentos que iban a llegar al Periférico de Catia, o al Pérez de León? Usted ha mentido al país. No podemos seguir permitiendo que la salud siga siendo un show y cada vez que muere una paciente es responsabilidad del usurpador”, aseveró Contreras.

De acuerdo con el medio local Efecto Cocuyo, son los hospitales Ruiz y Páez, Periférico de Catia y Pérez de León, los que fueron notificados desde el 19 de febrero para recibir las primeras 7,5 toneladas de medicamentos e insumos enviados por el gobierno de Vladimir Putin.

Pero fuentes de los centros asistenciales aseguraban hasta el 1 de marzo que no habían recibido nada.

“La gente ha llegado pidiendo las medicinas que trajeron de Rusia, nos preguntan si ya las entregaron al hospital, pero aquí no ha llegado nada”, dijo un médico del Hospital Periférico de Catia, citado por Efecto Cocuyo, quien pidió mantener su identidad bajo reserva por temor a represalias.

La misma fuente médica argumentó que si los insumos prometidos hubiesen llegado, el gobierno hubiese “montado una transmisión televisiva para mostrar que todo está bien”.

En lugar de ello, el galeno aseguró: “en todos los hospitales estamos igual. Ahora hay una falta generalizada de anestesia”.

El asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, se sumó a las declaraciones de Contreras a través de su cuenta de Twitter en donde afirmó que Nicolás Maduro le mintió a Venezuela sobre la ayuda humanitaria.

“Maduro ha mentido sobre la crisis humanitaria en Venezuela, contrata criminales para quemar alimentos y medicinas destinadas para los venezolanos. Ahora está mintiendo sobre la supuesta ayuda de Rusia”.

Bolton también denunció que más de 20.000 niños han fallecido en el territorio por la crisis actual y que eran la razón por la que el régimen debía haber dejado entrar la ayuda humanitaria real.
Guaidó anuncia paro de servidores públicos.

Entre tanto, el considerado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se reunió ayer con representantes de los servidores públicos como anunció el lunes tras regresar de una gira por cinco países de la región.

Al cabo de la cita, la sede del Colegio de Ingenieros en Caracas, Guaidó anunció el inicio de un paro en la administración pública.

“Vamos hacia un paro escalonado de la administración pública definitivamente, que ha sido propuesto por los sindicatos. Sabemos que no es de un día a otro, sabemos que empezarán las amenazas, la persecución. Lo tenemos medido”, aseguró.

En su cuenta de Twitter, el mandatario encargado reprodujo citas de varios líderes sindicalistas, quienes denuncian que afrontan pésimas condiciones laborales.

“Nos quieren esclavos de una caja de comida y de la limosna; violando todos nuestros derechos como trabajadores venezolanos. Vamos a defender nuestra dignidad, no un sueldo”, fue una de las frases publicadas, atribuida a la presidenta del sindicato de trabajadores de la Alcaldía del Municipio Libertador, Yenny Silva.

Sobre el silencio del régimen a su llegada a Caracas, con concentraciones masivas de sus seguidores, Guaidó dijo que lo atribuye a “contradicciones internas” en el gobierno de Maduro.

“Están ahogados en contradicciones. No tienen cómo responder al pueblo de Venezuela”, dijo a periodistas.

Asimismo, el también jefe del Parlamento venezolano, señaló que evalúa la posibilidad de hacer una gira por Europa para sumar apoyos contra la “dictadura”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: